El presupuesto estimado es de 25.414 millones

Apoyo empresarial a la ampliación de Heathrow

Más de 270 compañías piden a Cameron la tercera pista

Un avión de British Airways despega en el aeropuerto de Heathrow
Un avión de British Airways despega en el aeropuerto de Heathrow

Ferrovial y su aeropuerto londinense de Heathrow han vuelto a reunir el apoyo de un nutrido grupo de ejecutivos en torno al multimillonario proyecto de la tercer pista. En una carta abierta dirigida al primer ministro David Cameron, 270 directivos han solicitado que el Gobierno muestre respaldo público al desarrollo del proyecto, siguiendo la recomendación de la Comisión de Aeropuertos. Un reciente informe de este organismo, de más de 300 páginas, ha valorado que ampliar Heathrow es mejor opción que la expansión de Gatwick o Stansted para elevar la capacidad aeroportuaria.

Entre los firmantes se encuentran los nombres de directivos de aerolíneas, como John Barton y Carolyn McCall, de Easyjet; así como de empresas pertenecientes al FTSE 100, como John Gildersleeve, presidente de British Land. También hay alta representación de directivos de pymes británicas e, incluso, de multinacionales extranjeras, como Telefónica UK, representada por Ronan Dunne.

En esta carta, los directivos han puesto de manifiesto que “la falta de capacidad del aeropuerto [Heathrow] está frenando el crecimiento de las empresas británicas que necesitan volar a los mercados emergentes, y poniendo en riesgo futuras inversiones que podrían producirse”.

Y es que Heathrow lleva ya varios años funcionando al 98% de su capacidad, lo que impide dar servicio a una gran parte de las aerolíneas que lo demandan, y restringe las posibilidades de comunicación de Reino Unido.

El tono de urgencia con el que los directivos se expresan se encuentra en consonancia con la recomendación de la Comisión de Aeropuertos, que señaló que “retrasar la tercera pista de Heathrow hará que aumenten los costes y se verá, nacional e internacionalmente, como un signo de debilidad de Reino Unido a la hora de mantener su posición como potencia comercial del siglo XXI”.

En cuestión de cifras, la comisión aeroportuaria presidida por Howard Davies ha estimado que el desarrollo de una nueva pista en Heathrow aportaría alrededor de 147.000 millones de libras (unos 205.000 millones de euros) a la economía británica en 60 años, así como la creación de 70.000 puestos de trabajo hasta 2050.

Pese a las halagüeñas expectativas desde el punto de vista económico, el plan cuenta con fuerte oposición por parte de un sector de los vecinos de Londres, que ve como 800 viviendas tendrán que ser demolidas y otras perderán valor por la huella sonora de los vuelos.

Pero el colectivo que más disconformidad ha mostrado ha sido, sin duda, el ecologista. El pasado 13 de julio, el grupo activista Plane Stupid se manifestó en Heathrow aduciendo que una nueva pista sería “insostenible desde el punto de vista del ruido y de la contaminación atmosférica”, al tiempo que recordaban al primer ministro Cameron la promesa que hizo en 2009 de no ampliar el aeropuerto.

Ferrovial, gran beneficiada

La multinacional española Ferrovial se encarga de operar el aeropuerto de Heathrow, el de mayor tráfico y más saturado de Europa. Además, posee un 25% de su capital. Con el programa de inversiones que supone la construcción de la tercera pista, según los analistas de Citi, los ingresos regulados del aeropuerto podrían duplicarse, pues se generan en base a un régimen tarifario quinquenal para recuperar los costes de operación y las citadas inversiones.

La tercera pista, con una nueva terminal y sus proyectos paralelos, tienen un presupuesto estimado de unos 25.414 millones de euros, según explicó días atrás a un grupo de periodistas Íñigo Meirás, consejero delegado de Ferrovial.

Por otro lado, la constructora del grupo, Ferrovial Agroman, tiene previsto presentarse a los concursos de obra en competencia con otras compañías y podría hacerse con jugosos contratos como ya hiciera en los proyectos de las terminales 2 y 5.

Gatwick pide la segunda pista como alternativa

El aeropuerto de Gatwick presenta batalla. La infraestructura del fondo GIP ha hecho público un informe en el que cuestiona el criterio de la Comisión de Aeropuertos a la hora de decantarse por la construcción de una tercera pista en Heathrow, en lugar de favorecer la segunda pista en Gatwick.

Según los datos que manejan, el estudio encargado por el Gobierno habría cometido errores graves en su investigación, por ejemplo, en materia de previsiones del tráfico aéreo de los candidatos. En este sentido, mientras la Comisión estima que Gatwick alcanzará los 40 millones de pasajeros para 2024, desde el propio aeropuerto sostienen que sobrepasarán esa cifra a finales de este mismo año.
De igual manera, el hecho de que se encuentre alejado del centro de Londres, algo que desde la Comisión es percibido como una debilidad, el aeropuerto lo ve como una fortaleza, pues reduciría a 36.000 los afectados por la ampliación, frente a los 683.000 de Heathrow.

En lo que respecta a la calidad del aire, la Comisión tiene en cuenta que el Plan de Calidad del Aire de este año hará viable la expansión de Heathrow, mientras desde Gatwick consideran que se trata de una “especulación”, dado que ni siquiera ha sido redactado aún.
Que Gatwick revirtiera la condición de favorito de Heathrow sería mala noticia para Ferrovial, que ve en la expansión una fuente de ingresos en obras y tarifas. Además, asistiría al refuerzo de un competidor directo. La empresa que preside Rafael del Pino tuvo que vender Gatwick en 2009 por mandato del regulador de Competencia británico.

Normas