Entrevista con el consejero delegado de Aviva España

“Es la hora de reinventar el Pacto de Toledo”

El máximo responsable de la aseguradora británica propone un pacto de Estado sobre pensiones

Pide que se deje de utilizar este tema como arma electoral

Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España.
Ignacio Izquierdo, consejero delegado de Aviva España.

Aviva ha estado en la primera línea de la reordenación del mapa de bancaseguros en España, un proceso desencadenado por la concentración bancaria. Ahora, con las nuevas alianzas ya tejidas, el máximo responsable de la aseguradora, Ignacio Izquierdo, considera que ha llegado el momento de concentrarse plenamente en el negocio, especialmente en los seguros de vida riesgo y el ahorro previsión.

Pregunta. ¿Cómo ha ido el primer semestre?
Respuesta. El año está constatando el cambio de tendencia que empezó en 2014. Hay crecimientos importantes en la parte de vida-riesgo, muy sostenida en la recuperación del crédito hipotecario. Estamos creciendo a tasas superiores al 20%. También estamos creciendo en la parte de planes de pensiones. En cambio, en los seguros de ahorro la evolución no es tan positiva. Nos perjudica el entorno de bajos tipos de interés.

La cara y la cruz de los bajos tipos de interés

Gestionar una aseguradora con los tipos de interés en niveles tan bajos como los actuales es un importante desafío, especialmente para las compañías especializadas en los seguros de vida. Los compromisos que la firma adquiere con sus clientes se respaldan con inversiones en bonos, pero cuando estos tienen rentabilidades mínimas, es muy difícil ofrecer rendimientos atractivos.

“En España, las carteras de seguros de vida con compromisos históricos de pago son muy pequeñas, y están muy bien macheadas [tienen el respaldo de activos con duración y rentabilidad pareja a lo comprometido], con lo que apenas les ha impactado los bajos tipos de interés”, explica Ignacio Izquierdo. “La principal consecuencia que tiene para nosotros los tipos bajos es que cada vez nos resulta más difícil diseñar productos con buenas rentabilidades”.

Este entorno de bajos tipos ha provocado que Aviva aún no haya lanzado un Plan Ahorro 5, el producto financiero creado con la reforma fiscal para tratar de impulsar el ahorro a medio plazo. “El entorno de bajos tipos no ha ayudado, aunque sí que acabaremos sacando un producto de este tipo”.

La consecuencia de que los bonos se hayan ido cerca del 0% de rentabilidad es que las aseguradoras están viendo aumentar la contratación de seguros unit linked, que invierten a través de fondos. “Es un producto muy versátil que permite al cliente asumir algo más de riesgo, siempre teniendo en cuenta el plazo. Un buen vehículo para dar soluciones”, apunta Izquierdo.

P. ¿A qué se ha debido el crecimiento en planes de pensiones?
R. Es la cara positiva de los bajos tipos de interés. Los clientes empiezan a comprender que tienen que asumir algo más de riesgo si quieren rentabilidad, y que tienen que hacer inversiones con plazos más largos. Los planes de pensiones están captando, de forma natural ese ahorro que estaba en depósitos. Creo que en los próximos meses veremos mayores crecimientos.

P. ¿Por qué se ha estancado la inversión en planes de pensiones?
R. Es un producto que a la fuerza tendrá que irse desarrollando. Los ciudadanos deberemos ahorrar más, y empezar antes, para poder completar nuestra pensión pública futura. No solo crecerán los planes, también otro tipo de ahorro, incluso el inmobiliario. Creo que la sensibilidad hacia el ahorro va creciendo, lo que es muy bueno. También se desarrollarán los seguros de ahorro a largo plazo.

P. ¿Fue un jarro de agua fría que no se remitiera a los futuros pensionistas la carta con la estimación de pensión pública?
R. Fue una de las peores noticias recientes. Espero que el Gobierno retome este proyecto. Es fundamental para incrementar la concienciación. Estoy seguro de que el proyecto volverá a la agenda del Ministerio de Trabajo. En otros países de nuestro entorno, los ciudadanos reciben esta información.

P. ¿Por qué no salen adelante iniciativas para promover el ahorro a largo plazo?
R. Deberíamos tener una reinvención del Pacto de Toledo. Hace ya 20 años desde que se alcanzó este acuerdo. En su día, se apartaron intereses políticos, para adoptar una visión a largo plazo. Tenemos que afrontar una revisión del modelo de pensiones. Fue un paso importantísimo para España, y ahora merece la pena revisar aquello. Todos los partidos deben sentarse, también el sector privado, para pensar en cómo ayudar a los ciudadanos, que cada día vamos a vivir más y con mejor calidad de vida. Con la natalidad en niveles muy bajos... se trata de un problema demográfico tan obvio, que hay que darle solución. Además, si hay avances médicos relevantes, se aumentará aún más la esperanza de vida. Vivir más es una buena noticia, pero hay que planificar y financiar cómo será la etapa de jubilación.

P. ¿Hay suficiente altura de miras en la clase política para afrontar este asunto?
R. Después de las Elecciones Generales, con sosiego, y con todas las fuerzas políticas involucradas, sería un buen momento para reinventar el Pacto de Toledo, para iniciar un debate serio al respecto. Hasta hace no mucho tiempo, la gente vivía solo 10 años tras su jubilación, pero ahora hay cada vez más gente que vive más tiempo como jubilado que como trabajador. Hay que tomar decisiones al respecto.

P. ¿Se utiliza el tema de las pensiones como arma política?
R. Sí. Hay que evitar las frecuentes declaraciones grandilocuentes sobre el tema y evitar tremendismos. Aquí nadie pretende acabar con el sistema público, ni decir que se están acabando las pensiones. Hay que evitar que dentro de cuatro años las pensiones vuelva a ser un arma arrojadiza entre partidos. Por ejemplo, el debate sobre el uso de la hucha de las pensiones suele ser alarmista. Pero hay que evitar que se creen dudas sobre las pensiones públicas.

P. ¿Cómo se ha transformado Aviva en los últimos años?
R. Aunque hemos deshecho algunas alianzas, nuestra forma de pensar en cuanto a la distribución no ha cambiado mucho. Siempre hemos tenido una apuesta por la mediación, a través de Aviva Vida y Pensiones, que ha seguido creciendo en los últimos años. También somos especialistas en bancaseguros, y mantenemos dos alianzas muy potentes: con Unicaja, incluido Banca Ceiss [Caja España y Caja Duero] y el grupo BMN. También contamos con una alianza con Pelayo Mutua en seguros de vida. Siempre hemos tenido multicanalidad.

P. Caja Duero sigue manteniendo la alianza con Mapfre… ¿cuándo se resolverá esta situación?
R. Aquí hay un proceso abierto, pero se resolverá en los próximos meses. Nosotros apostamos fuerte por seguir con Unicaja y con Banco Ceiss. Es un socio muy importante para nosotros.

P. ¿Cómo está funcionando el negocio de fondos?
R. Distribuimos por medio de Aviva Vida y Pensiones. También tenemos acuerdos con plataformas como Allfunds Bank. Además, nuestros fondos son componentes importantes de productos que comercializamos a través de nuestros socios, como planes de pensiones o unit linked. De nuestro patrimonio gestionado en fondos, la inmensa mayoría está posicionado entre los que tienen mejor rentabilidad. El fondo Aviva Espabolsa es uno de los mejores en prácticamente todos los plazos: tres años, cinco, diez. También Fonvalor… Damos mucho valor al performance a largo plazo de los fondos.

P. ¿Por qué no ha cuajado la consolidación del sector?
R. Había una opinión generalizada de que la nueva regulación sobre la solvencia en las aseguradoras iba a provocar una mayor consolidación, pero esto no se ha producido. Creo que el sector estaba mejor preparado de lo que algunos esperaban. Todo el mundo ha hecho los deberes ante el cambio regulatorio. Es verdad que la lógica indica que el sector español de seguros está muy atomizado, con más de 200 compañías.

Normas