Analiza si activar o no parte de los 1.500 millones que tiene en crédito fiscal

Abanca afirma que el BCE no le presiona para que se fusione

GRA115. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16072015.- El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas (i), junto al director general de Finanzas, Alberto de Francisco Guisasola, al comienzo de la rueda de prensa en la que presentaron los resultados económicos correspondientes al primer semestre del ejercicio de 2015
GRA115. SANTIAGO DE COMPOSTELA, 16/07/2015.- El consejero delegado de Abanca, Francisco Botas (i), junto al director general de Finanzas, Alberto de Francisco Guisasola, al comienzo de la rueda de prensa en la que presentaron los resultados económicos correspondientes al primer semestre del ejercicio de 2015 EFE

Abanca cerró el primer semestre con un beneficio neto de 182 millones de euros, un 42% menos, consecuencia de mayores provisiones realizadas, y de la reestructuración de su cartera de renta fija. Abanca afirma que el BCE no le ha transmitido ningún mensaje para que se fusione con otra entidad, ya que considera que su proyecto es “viable”. Pese a ello, dice que no cierra la puerta a analizar operaciones corporativas.

El gallego Abanca ha sido en este semestre la primera entidad financiera española en presentar resultados, iniciativa que pretende mantener en los próximos trimestres. Pese a haber ganado un 42% menos, con 182 millones de euros, la cúpula del banco destacan la fortaleza del negocio y la solidez de la cuenta de resultados y del ratio de capital, pese a que todos los márgenes caen, incluido el de intereses, que desciende un 23%. El consejero delegado, Francisco Botas, explicó ayer que la diferencia en los resultados entre un año y otro se debe a las operaciones realizadas hasta junio para reestructurar la cartera de renta fija, y no tienen que ver con el negocio recurrente. Además, ha aumentado sus provisiones al destinar 156 millones, frente a la recuperación de 26 millones en esta partida el año pasado.

Así, los bonos de Sareb que tiene en su cartera le aportan ahora una rentabilidad del 0,7%, frente al 2,5% de hace dos años. Además, ha vuelto a desprenderse de cartera de renta fija, lo que le ha restado en el margen de intereses, aunque suman en resultados por operaciones financieras (ROF) 320 millones en plusvalías, cifra ligeramente inferior a la del pasado año, que fue de 400 millones (en 2014 también vendió títulos de renta fija).

100 millones es el nuevo pago que tendría que hacer Banesco en junio de 2016 al FROB por la compra de Abanca. Otros 200 millones tendrán que abonarse un año después y 300 millones en 2018. Descata adelantar pagos.

28% es el crecimiento interanual del pasivo fuera de balance.

El margen comercial, sin embargo, ha subido un 1%, como consecuencia de una bajada de la remuneración del pasivo, que ya se sitúa de media en el 0,7%. Además, destaca el crecimiento del crédito, que ha duplicado su concesión, con 5.135 millones de euros, el 60% de los cuales fueron destinados a empresas y autónomos. Su saldo interanual crediticio sube el 8% hasta los 24.150 millones de euros, cuando en el mismo periodo del ejercicio precedente caía un 16 %. A esto se une que la captación de recursos minoristas crece 1.179 millones, hasta un total de 32.897 millones.

El banco destaca la mejora de la ratio de morosidad, que se reduce al 9,88% (está por debajo de la media del sector), mejorando un 42% respecto al año anterior. Y mejora la cobertura de impagados. que se mantiene en el 58%, “uno de los niveles más altos del sector”.

Abanca cerró el ejercicio de 2014 con un beneficio superior a los 1.100 millones de euros, resultados que provocó un gran debate, ya que la entidad fue vendida un año antes al venezolano Juan Carlos Escotet, dueño de Banesco, por unos 1.003 millones. Pero gran parte de esos resultados se obtuvieron al activar un crédito fiscal de 580 millones de euros. Aún puede activar otros 1.500 millones de euros, pero ahora mantiene en estudio la posibilidad de hacerlo o no este año. Lo mismo sucede con el reparto de dividendo.

El pasado año aprobó repartir un dividendo de 150 millones de euros, el 12% del beneficio, pero en febrero decidió llevarlo a reservas para fortalecer su solvencia. Ahora su ratio de capital CET1 es del 15,63%, uno de los más altos de la banca española.

Sobre las recomendaciones del Banco de España y del BCE para que la banca mediana se fusione, fuentes de Abanca aseguran que no existe ningún tipo de presión sobre ellos para que acometan una operación corporativa. Aunque afirman que si se presentará una oportunidad la analizarían. Y añaden que el BCE “está muy tranquilo con el modelo de negocio de Abanca y con su viabilidad”. Su ROE es del 9,1%.

Normas