Anuncia una inversión de 23 millones hasta 2016

Miró prevé abrir 34 tiendas y contratar a 300 personas

El fondo suizo Springwater se hizo con el control de Miró en septiembre de 2014. Casi un año después, la compañía de electrodomésticos y tecnología presentó ayer un plan de expansión.
En concreto, la cadena de distribución planea una inversión de 23 millones de euros en la apertura de 34 tiendas de aquí a 2016. Con estos planes contempla el aumento de su plantilla en 300 personas.

El plan de expansión supone un cambio de tendencia en una compañía que fue adquirida por tres millones de euros cuando estaba inmersa en un proceso de liquidación. El último ejercicio, la compañía facturó 145 millones de euros, una cifra que prevé aumentar hasta los 170 millones este año, un 20% más.

Las previsiones que tiene el grupo para 2016 son aún mayores y prevén alcanzar las 100 tiendas. De esta forma, para 2017 se pretende llegar a los 200 establecimientos y doblar la facturación actual hasta los 350 millones de euros.

En 2015 la empresa abrirá siete centros entre julio y octubre, quedando el grueso de aperturas para el año que viene. Los nuevos establecimientos se encontrarán principalmente en Cataluña, su principal mercado; pero también en Baleares y en la Comunidad Valenciana.

El consejero delegado de la sociedad Kabaena-Miró, José Ignacio González, propietaria de la cadena, afirmó ayer en la presentación de este plan de expansión que si “somos capaces de tener éxito con dichas perspectivas, la compañía podría tener un crecimiento más rápido a partir de 2017 mediante adquisiciones”. Estas compras permitirían al grupo crecer en regiones donde menos presencia tiene, especialmente el centro y el oeste del país. Actualmente está presente en Cataluña, con 46 tiendas, Comunidad Valenciana y Baleares, con siete cada una; Castilla-La Mancha, con tres, y Madrid, Soria y Vizcaya, con una cada una.

Normas