Los españoles vuelven a viajar de vacaciones

Hoteles llenos en verano también con turista nacional

Se prevé una ocupación media del 70% en el interior y de más del 90% en las zonas costeras

Los alojamientos rurales rondarán el 80% en agosto

La playa de la Malvarrosa en Valencia.
La playa de la Malvarrosa en Valencia.

Las calles de las grandes ciudades comienzan a estar desiertas, síntoma del comienzo de las vacaciones de verano. Una época estival que comenzó hace unas semanas con unas perspectivas muy positivas para todo el sector turístico. Una recuperación paulatina de los viajeros españoles, que se vuelven a animar tras años de quedarse en casa, se une a la creciente llegada de extranjeros. Para todo el año se prevén 68 millones de visitantes foráneos, tres millones más que el año pasado.

El optimismo llega principalmente a los hoteleros, que esperan un 19,3% de incremento en las pernoctaciones para la campaña, según datos de la Confederación Española de Hoteles y Alojamientos Turísticos (Cehat). Este aumento se apoya en una mejora del turismo nacional. En concreto, más del 60% de los hoteleros españoles prevén que crezcan los clientes españoles.

La secretaria de Estado de Turismo, Beatriz Borrego, afirmaba a comienzos de julio que la actividad turística nacional iba a crecer este año entre un 10% y un 15%. Como ejemplo puso a la empresa pública Paradores, que durante este verano tiene prácticamente un 10% más de reservas de las que tuvo durante el verano pasado. Borrego destacó también la evolución del empleo, donde se espera que suban un 3% las afiliaciones a la Seguridad Social respecto a 2014.

El turista internacional continúa creciendo motivado principalmente por la evolución de los precios y por el cambio del euro respecto a otras monedas como la libra. Por ello, no es extraño que Reino Unido sea el principal emisor de turistas a España en lo que va de año, un 20% del total seguido por Francia, el 16%; y Alemania, el 15%.

Optimismo en la hostelería

Junto a los hoteleros, otro sector que se juega mucho en verano es el de la hostelería y restauración. Emilio Gallego, director general de la Federación Española de Hostelería y Restauración, destaca el “optimismo” que se vive ante un año que confirma el cambio de tendencia de 2013. Estas buenas perspectivas vienen marcadas por el crecimiento acumulado de este año, en torno al 3%, que se ha traducido en más contrataciones. Se espera que el empleo de este verano alcance cifras de 2007, antes del boom de la crisis.

Gallego destaca que estos meses llegan, además, con el consumidor español con “más confianza” que en los años previos. “Se aprecia un efecto como de que lo peor de la crisis ha pasado”, así el cliente nacional se suma al internacional, que ha sido el chaleco salvavidas del sector, con crecimientos año a año. Además, señala que hay un cambio de tendencia en los precios tras varias campañas de bajada continuada.

A las buenas perspectivas se ha sumado este año el turismo rural. Jesús Marco, presidente de la patronal de estos alojamientos, Asetur, afirma que el sector llega “bastante ilusionado” a la temporada estival, en la que se espera alcanzar una ocupación del 50% en la segunda quincena de julio y del 80% en agosto. Reconoce que está siendo una campaña algo “más floja” de lo esperado, pero superando las cifras de 2014.

Marco reivindica que cada vez más gente busca escapadas a la montaña para huir de las altas temperaturas que está trayendo la larga ola de calor. En este sector, posiblemente el más castigado durante los años de crisis, el número de pernoctaciones siguen “en la línea del año pasado”, explica el presidente de Asetur. “La mayoría de estancias son de fin de semana largo o de una semana”.

La sierra andaluza, los Pirineos, Galicia y Asturias destacan como los destinos predilectos. Además, se espera que la temporada mantenga el ritmo en septiembre. “La gente se deja vacaciones para entonces, hay menos aglomeraciones y los precios son más bajos”. La ocupación superará el 30% en dicho mes, un nivel similar a lo que se ha vivido en la primera quincena de julio.

A pesar de las buenas previsiones del alojamiento rural, la playa sigue ganando por goleada. El Ministerio de Industria aseguraba a comienzos de mes que la ocupación hotelera en las zonas de costa alcanzaría el 90%, superada con creces en algunas localidades, mientras que en interior se quedaría en el entorno del 70%.

Cehat destaca, además, que este año se han puesto a disposición más plazas hoteleras que en los anteriores años. En concreto un 68% de los hoteleros ha aumentado su oferta, un 28% más de los que lo hicieron durante el verano anterior. El 82% de los encuestados por la asociación también prevé que crezcan los precios.

Andalucía

Tras registrar el pasado año el mejor verano turístico de su historia, la comunidad andaluza parece acercarse de nuevo hacia otra temporada récord durante este periodo estival. Según las cifras que maneja la Consejería de Turismo de la Junta, el número de pernoctaciones podría alcanzar los 23 millones durante los meses de verano, lo que supondría un incremento del 4,2% respecto a las cifras del año pasado. A esto habría que sumarle las reservas de última hora, que elevarían el porcentaje hasta el 5%, llegando a alcanzar un millón de estancias más que en el verano de 2014.

En niveles de ocupación, las previsiones también auguran buenos resultados. Todo parece indicar que Andalucía llegará al 65,8% entre julio y septiembre, con un 75,7% en el litoral y un 49,5% en el interior.

En este sentido, Málaga se vuelve a posicionar en primer lugar. La costa del sol liderará el ranking de ocupación previsto con un 79,3%, casi catorce puntos por encima de la media. No obstante, la comunidad andaluza está empezando a experimentar un “trasvase temporal” de viajeros a otros puntos, como puede ser el caso de Almería, donde se registrará un nivel de ocupación del 69,1%; Huelva, con un 68,4%, o Cádiz, que espera alcanzar el 67%.

Valencia

La Comunidad Valenciana también goza de buenas perspectivas de cara a este verano para el que se espera una ocupación del 80%, con un incremento del 5% respecto al año pasado, según la encuesta de previsión de ocupación de la Agencia Valenciana de Turismo. A pesar de que las estimaciones son “positivas” para toda la costa levantina, Benidorm será la localidad que se apunte la mejor cifra de ocupación, con un 91,5%. Por provincias, Valencia encabezará la lista y aspira a ocupar el 80% de sus plazas, con un repunte de 8,5 puntos. A esta le seguirá Catellón, con un 72% y Alicante, que espera ocupar el 70% de sus alojamientos.

Las cifras, sin embargo, son menos halagüeñas para el litoral interior, donde se prevé un 42% de ocupación media, pese a mejorar en 4,2 puntos el porcentaje del verano de 2014.

Baleares

Las Islas Baleares siguen siendo el destino preferido por españoles y extranjeros para pasar sus vacaciones de verano. Las previsiones confirman que los niveles de ocupación se situarán en torno al 90%, en la misma línea que en los meses de julio y agosto del año pasado, en los que se llegó al 91% y 92%, respectivamente.

Asimismo, y según los datos de Asetur, los alojamientos rurales tendrán un gran protagonismo en esta época estival, especialmente en Mallorca, donde se encuentran ya al máximo de su capacidad y las perspectivas son “muy positivas”.

Cataluña

Las costas brava y dorada de Cataluña llevarán consigo una de cal y otra de arena. Mientras que la primera prevé un descenso del 10% en la ocupación, debido a la caída del 50% en el turismo ruso, la del litoral tarraconense espera registrar cifras similares a las del verano anterior, en el que se ocuparon un 85% de plazas hoteleras en julio y un 94% en agosto.

Las malas perspectivas para la costa brava provocarán entre un 10% y un 20% menos de ocupación a finales de julio, que esperan ser compensadas con la recuperación del turismo español y catalán en agosto. Cataluña tiene como fortaleza ser el principal destino de los extranjeros que visitan en país. Un 25% de los viajeros foráneos llegan a localidades catalanas. Se sitúa por delante de Canarias y Comunidad de Madrid, segunda y tercera en este apartado.

Vacaciones para rezagados

Las alternativas para no quedarse sin vacaciones de verano comienzan a hacerse más populares en la red. La posibilidad de reservar unas vacaciones a última hora es, cada vez, tarea más fácil gracias a las distintas aplicaciones que ofrece internet.

El abanico de oportunidades ya no queda reducido a las ofertas de último minuto de las compañías de viajes, sino que comienzan a proliferar nuevas apps destinadas a aquellos que, por falta de tiempo o interés, se quedan más rezagados en la búsqueda de sus vacaciones.

Hotel Tonight

Con la filosofía de ahorrarse hasta un 70% en las reservas de última hora, Hotel Tonight ofrece una aplicación para las plataformas iOS y Android que permite al usuario encontrar habitación en el último momento para esa misma noche, para el día siguiente o hasta para los próximos siete días.

La compañía gestiona reservas en más de 100 destinos de todo el mundo y permite hacerlo “en tres clicks”.

Booking

Booking es uno de los portales más populares para cazar las mejores ofertas en el último minuto. La compañía, que cuenta también con una aplicación para los smartphones, permite reservar un hotel en más de 41.000 destinos en el mundo. Además, guarda y sincroniza las búsquedas para poder acceder a ellas en cualquier momento y desde otros dispositivos.

Flight Tonight

La posibilidad de volar barato gestionando la reserva ese mismo día parece también posible con Flight Tonight. La aplicación, que está solo disponible para iOS, permite encontrar las mejores ofertas para hacerse con un billete de avión a buen precio en pocos minutos. Eso sí, es preciso adaptarse y disponer de flexibilidad horaria.

Skyscanner

Skyscanner es un buscador global que permite comparar precios de hoteles, vuelos y alquiler de coches en cualquier momento. La compañía no vende el producto directamente al cliente, sino que permite encontrar el mejor precio para una ruta, contactando con la empresa y gestionando la reserva.

Tripadvisor

Tripadvisor se ha convertido en un imprescindible para el viajero. Se trata de una web, que también dispone de app, que ofrece consejos y localiza los mejores lugares para comer o pasar las vacaciones en función de la cercanía, el presupuesto y el tipo de plan que el usuario prefiera. Además, permite publicar la opinión de los viajeros para que otros la puedan consultar.

Normas
Entra en El País para participar