Lanza una campaña de inmuebles en la playa

Sareb incumplirá objetivos al caer un tercio sus ventas

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen ha avanzado que la sociedad necesitará íntegramente sus 15 años de vida para deshacerse de su carga ante la ralentización en el ritmo de ventas.

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. EFEArchivo
El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen. EFE/Archivo EFE

La sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria, Sareb, parecía haber alcanzado una prometedora velocidad crucero en su ritmo comercial de ventas en el primer semestre del pasado año, cuando saldó 45 inmuebles al día de media igualando las transacciones cosechadas durante todo 2013.

El arranque de 2015, sin embargo, ha dado al traste con esta progresión. El llamado banco malo ha sellado la venta de 5.400 viviendas a particulares en los seis primeros meses del año, lo que supone un descenso del 33% frente al mismo periodo del pasado ejercicio. Así lo reveló ayer su presidente, Jaime Echegoyen, admitiendo que estas cifras dificultarán seriamente alcanzar el objetivo de venta de 15.000 inmuebles previsto para el conjunto de 2015.

“Probablemente no se cumpla el objetivo. Estamos intentando defender el capital de nuestros accionistas y no hacemos ventas en pérdidas”, defendió Echegoyen durante su participación en un encuentro informativo organizado por Europa Press y Servihabitat, la plataforma inmobiliaria creada por CaixaBank que hoy controla el fondo texano TPG.

“No podemos perder dinero”, incidió Echegoyen, avanzando que aunque la comercialización esté avanzando “algo despacio” esta ralentización “es bastante coincidente en el sector”, en un entorno en el que la previsión de auge de los precios vienen frenando parte de las ventas. Echegoyen recordó que Sareb tiene 15 años para deshacerse de su balance y avisó que probablmente necesitará “todo el tiempo” para hacerlo.

Desde Sareb achacan su particular desaceleración comercial a que la gestión del grueso de su cuantiosa carga de viviendas y créditos está cambiando de manos en estos momentos. Dentro del denominado Proyecto Híspalis, efectivamente, el banco malo ha designado a cuatro grandes plataformas inmobiliarias (la citada Servihabitat; Solvia, de Banco Sabadell; Altamira, de la que Santander vendió el grueso a Apollo y Haya Real Estate, creada por Cerberus para gestionar el ladrillo de Bankia) para profesionalizar una labor que al principio realizaban las entidades rescatadas a las que compró su carga tóxica. Un pase de testigo que supone la migración de 69.461 activos valorados en 48.200 millones y que se irá completando a lo largo del año.

En paralelo, no obstante, Sareb ha decidido comenzar a lanzar campañas comerciales utilizando su propia marca y garantía. Arranca estas iniciativas con el plan “Tu casa a toda costa”, con el que oferta 2.000 viviendas del litoral a partir de 46.200 euros.

A esta campaña le seguirán otras centradas en la comercialización de suelos o fincas rústicas, avanzan desde la sociedad. Sareb también trabaja en la culminación de medio centenar de promociones inmobiliarias inacabadas que espera convertir en más de un millar de nuevas viviendas a la venta para 2017.

Con todo, la caída sufrida en las ventas promete complicar la cuenta de resultados de una firma que acumula dos años en pérdidas y vive pendiente de la aprobación definitiva de una dura normativa contable.

Pese a ello, Echegoyen destacó que en dos años Sareb ha amortizado ya 5.400 millones de euros de deuda de los 50.700 que emitió en su día y que espera al momento oportuno para continuar reduciendo esta carga.

Echegoyen ofrecerá vivienda social a Carmena para realojar a desahuciados

El presidente de Sareb, Jaime Echegoyen, se reunirá este miércoles por la tarde con la nueva alcaldesa de Madrid en el marco de contactos que Manuela Carmena viene realizando con algunos de los principales representantes del sector financiero –se ha visto ya con los presidentes de Santander, BBVA o Bankia– para tratar de frenar los desahucios hipotecarios. Comprometiéndose a escuchar con atención las propuestas de la nueva regidora municipal, Echegoyen busca, según fuentes cercanas, presentar Sareb como parte de la solución y no del problema, dado que la firma no cuenta con inquilinos en sus viviendas ni ejecuta desahucios. A modo de ejemplo, el llamado banco malo ya ha ofrecido un total de 2.000 viviendas con fines sociales a distintas comunidades autónomas, que de momento han dispuesto de unas 1.100. Fuentes conocedoras del proceso avanzan que la sociedad está dispuesta a extender este tipo de acuerdos a algunos ayuntamientos interesados, propuesta que Echegoyen hará llegar hoy a Carmena y el próximo viernes a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, con la que también tiene previsto verse. A falta de comprobar el entendimiento entre las partes, Echegoyen ya lanzó ayer un primer mensaje a Carmena instándola a aclarar “cuanto antes” el futuro de los proyectos inmobiliarios que se han visto paralizados en la capital desde su llegada, como el Proyecto Chamartin, que el presidente de Sareb cree que se llevará a cabo “sin ninguna duda”.

Normas