Tiene en marcha tres operaciones

Ibercaja pone a la venta 2.300 millones en activos inmobiliarios

Sede de Ibercaja
Sede de Ibercaja

Ibercaja quiere limpiar su balance y diversificar su negocio antes de salir a Bolsa a finales de 2016. La entidad tiene en la actualidad activos inmobiliarios en venta por un valor de 2.300 millones de euros en tres operaciones. Ibercaja pretende mantener su independencia con su salida a cotizar. Esta semana cumple el plazo para presentar ofertas no vinculantes por la cartera denominada Proyecto Kite.

Ibercaja lo tiene muy claro. No quiere participar en ninguna fusión, y por lo tanto, menos ser absorbida por otra entidad de mayor tamaño. “Hace unos años intentaron incluirnos en fusiones a través de los SIP, pero nosotros no lo veíamos nada claro. Queríamos mantener nuestra independencia, y así queremos seguir”, aseguran en la entidad cuando se les pregunta sobre su posible fusión con el resto de los bancos medianos (Unicaja, BMN, Ibercaja, Kutxabank, Abanca, Liberbank, Cajamar y Bankinter). El proyecto de la entidad que preside Amado Franco pasa por salir a Bolsa a finales de 2016, para lo que ya ha encargado a KPMG los estudios correspondientes. La decisión de cotizar está muy vinculada a la ley de fundaciones bancarias, que obliga a las antiguas cajas de ahorros a cotizar si no quieren ser penalizadas con un fondo de reserva, por controlar su fundación más de un 50% del capital del banco. El BCE también está presionando a estas entidades para que coticen o/y se fusionen.

El plan estratégico 2015 a 2017 de Ibercaja tiene como uno de sus principales proyectos la desinversión de activos no rentables. Hace unos días vendió una cartera de fallidos de 200 millones de euros, por los que se embolsó algo más de 10 millones. Ahora ha sacado al mercado el Proyecto Goya, con activos de unos 900 millones de euros de deuda de promotores garantizada con viviendas, según ha publicado idealista/news.

Esta operación se suma a la ya puesta en el mercado unas semanas antes, el Proyecto Kite, que incluye deuda hipotecaria de 124 promotores, valorada en unos 800 millones de euros. Esta semana, de hecho, cumple el plazo para que los inversores interesados presenten sus ofertas no vinculantes. Además, durante los seis primeros meses del año ha vendido, a través de su plataforma inmobiliaria Salduvia, 1.971 inmuebles.

Las ventas se han conseguido de forma homogénea por toda la geografía nacional. Una cifra un 12% superior a las realizadas un año antes y que supone la salida de un 35% del stock disponible para la venta de la entidad. Estas operaciones se han producido con un descuento global del 4% sobre el valor de tasación actualizado de los activos y han generado un resultado positivo sobre el valor neto de contable de 6 millones. Las previsiones de venta de Salduvia para este año se sitúa en 4.300 viviendas. Un 75% del stock actualmente disponible para la venta y una cifra un 20% superior a la de las ventas acumuladas en 2014, que ascendió a 3.558 unidades. Esa cifra de ventas supondrá una rebaja de riesgo inmobiliario de 650 millones.

Normas
Entra en El País para participar