Los expertos ven estos capitales como una oportunidad mejor frente a los bonos

El inmobiliario español atrae a inversores más estables

Los fondos oportunistas comienzan a dejar paso a otros a más largo plazo

Edificio España, en Madrid.
Edificio España, en Madrid.

Los inversores comienzan a ver al sector inmobiliario español como un mercado sin turbulencias, más estable y todavía con potencialidad de crecimiento. Si desde 2008 el capital extranjero que ha llegado a España ha sido el de los fondos oportunistas en busca de gangas, y por tanto con un alto nivel de riesgo, el futuro próximo atraerá a otro perfil de capitalista más institucional con vocación de apostar a más largo plazo. Así lo trasladaron el viernes los responsables de investigación de mercado de la consultora CBRE en un encuentro en Madrid con inversores.

Esta consultora inmobiliaria reunió a sus expertos en los diferentes mercados en el mundo, que durante unos días se han reunido con clientes de diferentes países europeos. Su última parada fue Madrid. “Los fondos más oportunistas continuarán presentes en España aunque se irán moviendo más hacia mercados secundarios, en busca de activos con mayor riesgo y donde las rentabilidades todavía se encuentran entre el 15% y el 20%”, señaló .Neil Blake, responsable de research de CBRE en Europa, Oriente Medio y África.

El candidato chino

El motivo fundamental es el elevado ahorro, especialmente alto en Asia, que puede buscar al inmobiliario como un activo refugio cuando los bonos públicos se mantienen incluso con rentabilidades negativas. A pesar de las dudas de esta semana sobre la Bolsa china, se prevé una salida de capital inversor asiático considerable en los próximos años, provocado por los recientes cambios estructurales que permiten por primera vez a las aseguradoras chinas invertir en inmobiliario a nivel global. De hecho, se estima un flujo de 80.0000 millones de dólares proveniente de las aseguradoras asiáticas en los próximos años. “Al inversor chino el interesa sobre todo las principales ciudades del globo, entre las que pueden estar Madrid y Barcelona, y concretamente los edificios emblemáticos”, destacó Henry Chin, responsable de investigación de CBRE en Asia y Pacífico. Madrid ya tiene el ejemplo de la compra del Edificio España por parte del inversor Wang Jianlin.

Nombres como Apollo, Blackstone. Cerberus, Kennedy Wilson, Orion, Lone Star o Värde Partners, se han convertido en habituales de las operaciones de los últimos años. Bancos, cajas, inmobiliarias o el Sareb han acudido a estos inversores para deshacerse de préstamos con colateral inmobiliario y activos con los que sanear sus balances. A cambio, este perfil ha asumido durante los últimos años un riesgo con el que conseguir posteriormente retornos más elevados. “Cada vez tienen más presencia los fondos core o institucionales. Estos buscan unas rentabilidades de entre el 7% y el 10%”, añadió Blake. Entre estos están las grandes aseguradoras, fondos de pensiones, soberanos e incluso family offices.

Sin embargo, el incremento del apetito inversor por España ha provocado que se estén empezando a buscar activos en mercados secundarios más allá del centro de la ciudad de Madrid y Barcelona, según este experto.

Elecciones

La gran incertidumbre sobre España está en si la recuperación económica es estable y si el proceso electoral puede despertar dudas en quien quiera poner su dinero en el país. “Hace tres años no se veía la oportunidad de acudir a España”, reconoció Spencer Levy, director de research de CBRE para América. Aunque los responsables de esta consultora apuntan no se han paralizado las inversiones ni se verá alterada la estabilidad por los comicios. “Tal vez cuando se acerquen las elecciones se ralenticen las decisiones”, apuntó Blake.

Aún así, este experto cree que el inmobiliario español puede recuperarse a un ritmo parecido al de Irlanda, con un crecimiento de precios del 5% anual en determinados activos durante los próximos cinco años.

“En los últimos 18 meses el capital más activo en España ha sido el estadounidense. Últimamente ha tenido más presencia de capital europeo, sobre todo francés y alemán y en los próximos meses se espera un incremento del capital asiático”, explicó Nick Axford, director global de research de CBRE.

Normas