Las escuelas de negocio se reinventan para seguir creciendo

La formación, el gasto con mejor retorno

Durante la crisis, los centros se han renovado y han creado nuevos programas orientados a la gestión del riesgo financiero, a la responsabilidad social empresarial o a la innovación tecnológica, entre otros.

La formación, el gasto con mejor retorno

La formación siempre ha sido considerada el motor de la innovación y de la adaptabilidad. La capacidad que permite crecer a las personas tanto personal como profesionalmente, y durante la crisis ha sido una apuesta clara de inversión. Estos años han servido para reciclarse y reinventarse, y uno de los sectores más beneficiados, no sin esfuerzo, han sido las escuelas de negocios.

La crisis ha generado desafíos en todos los ámbitos de la economía: “En el caso del sector educativo, este reto ha implicado mantener unos programas de alto valor añadido pero, al mismo tiempo, con un elevado grado de aplicación. En el IEB, durante estos años se han desarrollado diversos programas orientados a la gestión del riesgo financiero, con el objetivo de medir adecuadamente la exposición de las empresas y entidades financieras”, señala su director de programas a medida, Sergio Reyes.

Josep Franch, decano de Esade, comenta que “la oferta del centro ha sido rediseñada poniendo especial énfasis en la internacionalización a través de alianzas con otras escuelas de primer nivel en el mundo. Además, se ha hecho una apuesta importante por la innovación, el apoyo al emprendimiento y la responsabilidad social empresarial”.

La formación presencialsigue siendo un pilar en la metodología de los programas, según IESE

Por otro lado, el decano de programas de IE, Martin Boehm, reconoce que durante estos años se han podido apreciar claramente tres perfiles de alumnos. “Los que han perdido su trabajo y deciden apostar por su futuro invirtiendo en educación. Los recién graduados, que comienzan a estudiar un máster y confían en que cuando acaben la situación haya mejorado. Y las personas que, aun conservando su empleo, ven que sus posibilidades de desarrollo están limitadas y deciden volver a estudiar para mejorarlas”.

Otro perfil de alumno que se ha acrecentado durante estos años es el digital. Por ello, las escuelas se han esforzado por incluir novedosos sistemas de pedagogía. Sin embargo, desde el IESE, su director de programas ejecutivos, Pedro Gato, reconoce que “la formación presencial sigue siendo un pilar en la metodología de sus programas, orientados al entrenamiento de habilidades directivas en este nuevo entorno económico”.

Normas