EE UU da licencia a Carnival para conectar los dos países

Las navieras atracan en Cuba

MV Adonia será el barco que utilice Carnival bajo la enseña Fathom.
MV Adonia será el barco que utilice Carnival bajo la enseña Fathom.

La compañía de cruceros Carnival ha logrado la autorización del Gobierno de Estados Unidos para conectar el país con Cuba. La naviera comenzará a unir los dos países en mayo de 2016.

La naviera ha comunicado que conectará a ambos países a través de su nueva marca Fathom, una enseña que busca ofrecer viajes con impacto social y que se estrenará el año que viene en otro país, República Dominicana.

La nueva ruta de Fathom cumplirá, según Carnival, "estrictamente" las reglas del Departamento del Tesoro de EE UU, para participar en actividades de apoyo a los cubanos, según afirma en un comunicado.

Carnival presentó el pasado 4 de junio la marca Fathom, su décima enseña, que busca ofrecer a los viajeros un componente más social. La marca espera atraer a 37.000 viajeros cada año. El primer viaje de Fathom se realizará en abril de 2016 al conectar Miami con el puerto de Amber Cove, uno de los puertos base de Carnival en República Dominican con un barco con capacidad para 710 pasajeros.

Carnival sigue los pasos dados por MSC Cruceros, que la semana pasada anunció que tendrá como uno de sus puertos base a La Habana. Desde diciembre y para la próxima temporada de invierno el crucero MSC Opera tendrá como puerto base la capital de Cuba, realizando su primer viaje el 22 de diciembre.

Pero además, hay otras empresas navieras que han solicitado autorización al Gobierno estadounidense para operar entre La Habana y puertos de Florida. Una de ellas es la española Baleària, participada por el empresario Abel Matutes, que ha logrado licencia para conectar los dos países, el primer trámite para operar entre Cuba y EE UU. Junto a ella, otras cuatro empresas estadounidenses habrían logrado ya el permiso de las autoridades del país, y estarían a la espera del visto bueno cubano.

Normas