El Gobierno aprobará el viernes una nueva tarifa con efectos desde el 1 de enero de este año

Los nuevos tipos del IRPF para 2015

El tipo mínimo bajará con efectos retroactivos del 20% al 19,5%; el máximo podría reducirse hasta el 46%

Para un sueldo bruto de 20.000 euros, la nueva rebaja supone un ahorro de 56 euros al año

Los gravámenes del ahorro también se reducirán y se moverán entre el 19,5% y el 23,5%

Los nuevos tipos del IRPF para 2015 Ampliar foto

El secretario de Estado de Hacienda, Miguel Ferre, confirmó ayer que el Gobierno aprobará este viernes una nueva y única tarifa para todo 2015, que sustituirá la que está en vigor y que tendrá efectos desde el 1 de enero hasta el 31 de diciembre de este año. Como ya informó ayer Cinco Días, no coexistirán dos tarifas del IRPF en un mismo año, una posibilidad que se debatió la semana pasada cuando el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, anunció que la rebaja fiscal prevista para 2016 se adelantaría a julio para generar un ahorro fiscal de 1.500 millones.

Para lograr ese mismo impacto, Hacienda establecerá una única tarifa que estará a medio camino entre el gravamen vigente hasta ahora y el previsto para 2016. La reforma fiscal que entró en vigor en enero estableció que los primeros 12.450 euros de base imponible se gravarían al 20% este año y al 19% el siguiente. Ahora, con la nueva tarifa, el gravamen quedará en el 19,5% en 2015. Esta reducción se repetirá en los cinco tramos que contempla el impuesto y, siguiendo la misma lógica, el gravamen máximo que se aplica a rentas a partir de 60.000 euros podría bajar al 46% este año.

Durante su intervención en los Cursos de Verano de la Universidad Complutense de Madrid, Ferre aseguró que la Agencia Tributaria tendría disponible en su página web desde la próxima semana la herramienta informática con la nueva tabla de retenciones para que las empresas puedan recalcular el tipo de gravamen que deben aplicar en las nóminas de sus empleados. En cualquier caso, el plazo es escaso y Hacienda reconoce que algunas compañías puede que no tengan tiempo para recalcular la retención en la nómina de julio. En ese caso, deberán regularizar la situación en agosto.

Entre enero y junio, las empresas han aplicado un tipo de retención que ahora deberán reducir para amoldarse a la nueva estructura del impuesto. Así el sueldo neto de los asalariados aumentará a partir de julio. Para un contribuyente que gana 20.000 euros brutos al año, el tipo de retención aplicable hasta ahora era del 12,25% o, lo que es lo mismo, este contribuyente debía abonar a lo largo del año por IRPF 2.450 euros.

Con la nueva tarifa, que tendrá efectos desde enero de 2015, esta cifra se reduce en 56 euros hasta los 2.394 euros. Así, la empresa deberá ajustar el tipo de retención que aplica a este trabajador entre julio y diciembre para que, efectivamente, se produzca el ahorro de 56 euros anuales.

Rentas del ahorro
Ferre indicó que la rebaja fiscal también se extenderá a los tipos del ahorro del IRPF que se aplican, por ejemplo, sobre las plusvalías obtenidas por la venta de una vivienda, los beneficios derivados de los rendimientos de un depósito o las ganancias por la enajenación de acciones. En este caso, tampoco coexistirán dos tarifas distintas en un mismo año.

La reforma fiscal que entró en vigor en enero estableció que los primeros 6.000 euros de beneficio tributarían al 20% este año y al 19% el siguiente. Ahora, Hacienda establecerá un gravamen intermedio para 2015 que será del 19,5%. Lo mismo sucederá para el resto de tramos. Así, entre 6.000 y 50.000 euros, el tipo para 2015 bajará del 22% al 21,5% y, a partir de ese umbral, se tributará al 23,5% frente al 24% vigente hasta ahora. No se prevén, de momento, cambios en los tipos para 2016 que contempla la legislación vigente.

Por otra parte, el Consejo de Ministros de este viernes también aprobará que el tipo de retención del 15% para los autónomos que ganan menos de 15.000 euros al año se aplique a todo el colectivo. El gravamen actual es del 19% con carácter general. Según Ferre, esta medida supondrá 350 millones adicionales para los trabajadores por cuenta propia.

Montoro defendió ayer en el Congreso que el Gobierno puede bajar los impuestos porque la economía “se lo permite y se lo pide”. Defendió que los estímulos tributarios planteados generarán mayor actividad y crecimiento del empleo. Este viernes, el Gobierno también elevará la previsión de crecimiento del PIB del 2,9% al 3,3% para este año.

Normas
Entra en El País para participar