Activistas adquieren 400 gb de información de sus servidores

'Hackean' a los 'hackers' de los servicios de inteligencia

La firma italiana Hacking Team, que colabora con diversos Gobiernos, ha visto como le sustraían documentos

Trabajan para el CNI, el FBI o la DEA, entre otros

Un hombre escribe en un teclado en Varsovia (Polonia).
Un hombre escribe en un teclado en Varsovia (Polonia).

La italiana Hacking Team es conocida por sus servicios de software para los servicios de inteligencias de Gobiernos. Este martes ha copado las noticias, sin embargo, por un ataque que ha recibido y por el cual le han sustraído 400 gigas de información potencialmente sentible. La compañía cuenta con la animadversión de grupos defensores de los derechos de internet, que le acusan de dar datos y herramientas a Gobiernos que no respetan los Derechos Humanos.

La empresa de Milan despertó este lunes con su cuenta de Twitter Hackeada, desde la cual ha aparecido el mensaje: "Como no tenemos nada que esconder, vamos a publicar todos nuestos emails, documentos y códigos fuente". El tuit ha sido posteriormente borrado. En efecto, los hackers han conseguido hacerse con gran cantidad de información de sus servidores.

Varios conocidos activistas estadounidenses han comentado este hecho. Algunos se han referido a la "mayor muestra de transparencia ocurrida" y otros han hablado de "un regalo de navidad adelantado" para los protectores de los derechos de privacidad.

Entre los documentos robados destaca una lista de clientes "activos e inactivos" de la compañía de software. Entre ellos, se encuentran los servicios de inteligencia de distintos países europeos, entre ellos el CNI español, el FBI, la DEA y los servicios de seguridad de países como Nigeria, Arabia Saudí, Marruecos, Egipto o Etiopía, todos ellos señalados por la falta de respeto a los Derechos Humanos.

Según informa Reuters, entre los documentos, se encontrarían pruebas de "trabajos no oficiales" para Estados como Suda, algo que ha sido negado en repetidas ocasiones por parte de la empresa italiana. La compañía no ha hecho ninguna valoración sobre lo ocurrido.

Reporteros sin Fronteras señaló a Hacking Team como una de las cinco "corporaciones enemigas de internet" en el sector privado en 2012. Además, Citizen Lab, un foro de investigación ligado a la Universidad de Toronto (Canadá), publicó varios estudios en los que señalaba a la compañía como colaboradora en la represión de minorías, grupos disidentes y periodistas en diversos Estados de África y Oriente Medio.

Normas