Gana presencia en Nueva York

El nuevo sello de OHL, obras más pequeñas y en ‘home markets’

Túnel Water Syphon, ejecutado por OHL en la bahía de Nueva York.
Túnel Water Syphon, ejecutado por OHL en la bahía de Nueva York.

Ahora, en construcción, le disparamos a todo”, afirmó con toda rotundidad Josep Piqué cuando el pasado mes de marzo trató de hacer lo más visible posible el giro estratégico de OHL. Y así está sucediendo a la vista de las últimas adjudicaciones, con el foco mucho más abierto hacia obras de talla mediana y, principalmente, en mercados considerados domésticos (home markets, dicen en la empresa), entre ellos EE UU.

La filial estadounidense Judlau acaba de firmar media docena de contratos entre Nueva York, Illinois y Virginia por algo más de 500 millones de euros. Son obras de calado para la constructora norteamericana, pero muy lejos de los hitos en construcción que ya ha marcado OHL, teniendo alguno de ellos en arbitraje con reclamaciones que suman 1.000 millones en grandes obras fallidas (el argelino centro de convenciones de Orán o el catarí hospital de Sidra, entre otras).

El vicepresidente y consejero delegado Piqué se ha marcado el objetivo de duplicar las ventas y el ebitda entre 2015 y 2020, hasta los 8.000 y 2.000 millones, respectivamente. Al negocio de la obra civil y edificación compleja le pide un incremento del 11% anual en ventas hasta duplicar la facturación en cinco años y alcanzar los 5.300 millones. Apuntar a mercados estables y diversificar al máximo en tamaño de proyecto para rebajar la exposición a grandes obras, son algunas claves. Otra, seguramente más urgente, es superar la crisis que la empresa vive en México por presuntas irregularidades de su concesionaria de autopistas.

La filial Judlau se adjudica trabajos en el World Trade Center y en distintos túneles de Nueva York

Referencia en Nueva York

Judlau se ha adjudicado en las últimas semanas distintas obras en EE UU, algunos de ellos relacionados con infraestructuras emblemáticas, para la rehabilitación de túneles, mejora de estaciones de metro y reconstrucción de carreteras y puentes. La suma total es de 513 millones de euros.

El mayor de los contratos es el de la reforma de uno de los túneles más importantes de la ciudad de Nueva York, el que pasa bajo el East River y conecta el midtown de Manhattan con el área de Queens, en Long Island. El presupuesto de ejecución es de 213 millones de euros y Judlau trabajará para el Autoridad Metropolitana de Transportes (MTA). El trabajo, a lo largo de los casi dos kilómetros de paso subterráneo, afecta a la calzada, la estructura del túnel, conducciones de aire y sistemas eléctrico y de comunicaciones.

Si el anterior contrato depende del área de Puentes y Túneles del MTA, la sección Capital Construction del mismo organismo ha confiado a Judlau la segunda fase de la estación neoyorquina de metro Cortland Street, en la línea Broadway, por 91 millones de euros. La obra se encuentra en pleno World Trade Center, donde la constructora de OHL debe coordinarse con otras muchas contratistas que acometen actuaciones para revitalizar el área que ocuparon las torres gemelas. De hecho, la estación de Cortland es de las pocas infraestructuras que sobreviven –con importantes reformas– tras el ataque terrorista del 11 de septiembre de 2001.

Y la sección Metro Norte de la MTA ha otorgado a Judlau (70%) y TC Electric (30%), por 95 millones, la reparación de la infraestructura ferroviaria devastada por el huracán Sandy en la línea Hudson.

Además de estas adjudicaciones y otros trabajos ferroviarios (el último, el de reconstrucción de la estación South Ferry tras el citado huracán Sandy), el grupo que preside Juan Miguel Villar Mir tiene avanzado el proyecto Water Siphon, que permitirá el paso de megabuques al puerto de Nueva York. En este caso es OHL USA la que ha excavado un túnel de tres kilómetros entre Brooklin y Staten Island, en la desembocadura del río Hudson al Atlántico. La escasa profundidad de la tubería anterior impedía que los barcos de gran calado pudieran acceder a la bahía de Nueva York. Con la nueva conducción, a mucho mayor profundidad, podrá dragarse la zona y abrir paso a buques post-panamax al puerto de la ciudad y al de Nueva Jersey. Al mismo tiempo, mejora el suministro de agua potable a Staten Island.

OHL se adjudicó este contrato en 2010 en alianza con la local Tully Construction; ha culminado el túnel este mismo año y lo está vistiendo con la nueva tubería, infraestructura interna y cableado. Desde la empresa se explica como hito el trabajo con tuneladora y la tecnología Earth Presure Balance (EPB), que mantiene una presión sobre el terreno en el frente de la máquina exacta a la que tendría si no se estuviera ejecutando la obra.

Fuera del entorno de Nueva York, la racha de Judlau incluye dos contratos, de 51 y 42 millones de euros, respectivamente, para la mejora de la ruta 7 en Illinois, y la rehabilitación del puente de seis carriles de la ruta 27, junto al Pentágono, en Arlington (Virginia). Este último proyecto está valorado en 20 millones y las obras alcanzan hasta 2018.

Normas