Dura competencia para el Apple Watch

Casio entra en la guerra de los ‘smartwatch’

Reloj digital Casio
Reloj digital Casio

La compañía japonesa ha decidido no esperar más en el terreno de los relojes inteligente, tras la salida del Apple Watch, pero con un precio más asequible. Swatch y Tag Heuer también se han decidido a lanzar su propio modelo.

Kazuhiro Kashio, CEO de la empresa japonesa, ha confirmado en una entrevista con el Wall Street Journal su incursión en el mercado de los 'smartwatch' en el 2016.

La empresa nipona quiere crear un concepto diferenciador frente a la competencia, como ya hizo hace décadas, en este nuevo ámbito de dispositivos inteligentes: el de los relojes digitales dependientes de nuestros 'smartphones', Internet y el software. Tratarán de brindar al usuario un reloj para todos los que busquen algo cómodo y duradero, como todos los relojes que han vendido en el pasado.

El objetivo es llevar la firma y esencia de Casio a este nuevo mercado, y para ello buscan "un producto que incorpore opciones añadidas que enriquezcan su uso, no que sea un dispositivo inteligente que, además, sea un reloj", ha explicado Kashio

"A veces presentamos al mundo algo con características peculiares y luego los interrumpimos cuando no se venden bien". Esta vez, quieren que sea diferente, ya que tienen algo que aportar distinto y necesario al mercado de los smartwatches. "Estamos tratando de hacer un smartwatch que cumpla a la perfección como reloj: un dispositivo que no se rompa con facilidad, que sea fácil de poner y se sienta bien al vestirlo", ha explicado.

La compañía japonesa Casio colocó en el mercado su primer reloj de pulsera digital hace ya cuatro décadas, y fue la primera en darse cuenta del potencial que tenían este tipo de relojes si se les añadían funciones adicionales, como calculadora, juegos, alarmas, calendario, e, incluso, un mando a distancia.

En 1969 inventó el primer reloj de pulsera de cuarzo con pantalla digital de cristal liquido (LCD), lo suficientemente pequeño para llevarse en una muñeca. Sus invenciones cambiarían para siempre el mundo y su legado todavía perdura en los dispositivos que usamos a diario.

Normas