Se conecta con diferentes operadores y pone fin al 'roaming'

Llega a España la tarjeta SIM neutra de Apple

Tim Cook, consejero delegado, durante una presentación de un nuevo iPad a finales de 2014.
Tim Cook, consejero delegado, durante una presentación de un nuevo iPad a finales de 2014.

La primera tarjeta SIM que no es propiedad de una operadora sino de un fabricante de smartphones y de tabletas llega a España. Es la Apple SIM, una tarjeta neutra pensada para gente que viaja y quiere estar siempre conectada. Esta tarjeta, estrenada el pasado año en EEUU y Reino Unido, permite al usuario elegir entre los diversos planes de datos ofrecidos por las diferentes operadoras de telefonía móvil sin tener que comprar una tarjeta SIM local en cada país al que se viaje. Una propuesta que puede acabar con las impopulares tarifas de roaming, una práctica a la que no se pondrá fin en Europa hasta el 15 de junio de 2017.

El servicio de Apple SIM, que no exige ningún tipo de contrato ni permanencia, funciona, de momento, en el iPad Air 2 y el iPad mini 3 (ambos en el modelo con conexión de datos). Desde Apple se recalca que la nueva tarjeta permite al usuario contratar un plan de datos de corta duración (días, una semana o un mes entero) cuando se está de viaje en el extranjero, al instante y directamente desde el iPad.

La nueva Apple SIM se puede adquirir ya en las tiendas Apple Store de Alemania, Australia, Canadá, EE UU, Francia, Italia, Países Bajos, Suecia, Suiza, Reino Unido y Turquía, además de España, donde cuesta cinco euros. La tarjeta ya está funcionando con AT&T, Sprint y T-Mobile en EEUU y con Everything Everywhere (EE) en Reino Unido. Ahora, Apple también anuncia que la operadora GigSky ofrece planes de datos internacionales para su tarjeta, de hasta 30 días y en 90 países de todos los rincones del mundo.

El lanzamiento en 2014 de la tarjeta Apple SIM provocó desconcierto y preocupación en las telecos, que ven en la estrategia de la compañía de la manzana una maniobra para ir tomando posiciones en su negocio, pues además de matar las tarifas de roaming, les hace perder el contacto que tienen con el cliente a través de la tarjeta SIM. Sin embargo, desde Apple subrayan que lo único que persiguen es "facilitar la vida al usuario". "La Apple SIM no está prevista para conectarse en el país del usuario sino solo cuando viaja. Además, Apple solo vende la tarjeta pero no somos comisionistas, ni intervenimos en la transacción con el operador".

El éxito de la Apple SIM dependerá en gran medida de la capacidad de la compañía de la manzana para seguir convenciendo a otros operadores de que abracen su nueva tarjeta. De momento, el fabricante del iPhone se ha encontrado de frente con una alianza formada por un grupo de operadores (entre ellos Telefónica), fabricantes de tarjetas SIM y fabricantes de terminales (Samsung, Sony o LG, entre otros) que han decidido trabajar conjuntamente en una SIM común, "en una solución estándar", según defienden.

Para Enrique Dans, profesor del IE Business School, es evidente la ofensiva sobre las telecos tradicionales de Apple y Google (con su operador móvil virtual Google Fi y Google Fiber). "A nadie le interesa una guerra abierta, pero está claro que las empresas de Silicon Valley están intentando cambiar los estándares de esta industria con propuestas disruptivas y compitiendo desde dentro. Es cierto que se están posicionando en este mercado de forma muy prudente, pero también lo es que las telecos están perdiendo relevancia".

 

 

 

Normas