Valor a examen

Merlin, el nuevo ladrillo que brilla en Bolsa

Centro comercial Marineda City, en A Coruña, propiedad de Merlin Properties.
Centro comercial Marineda City, en A Coruña, propiedad de Merlin Properties.

 

Con sus algo más de 2.100 millones de euros, Merlin Properties se ha convertido en la mayor compañía cotizada del sector inmobiliario español. Después de la purga sufrida por el sector del ladrillo español durante los años posteriores al pinchazo de la burbuja inmobiliaria en 2007, las sociedades de inversión inmobiliaria cotizadas (socimis) se convierten en los nuevos actores del sector. Las socimi están obligadas por ley a repartir en dividendos al menos un 80% del beneficio neto generado por sus rentas, un mínimo del 50% de los beneficios obtenidos por la transmisión de inmuebles o de acciones (el resto se destinará a otros inmuebles o participaciones en el plazo de tres años) y el 100% de sus plusvalías, lo que garantiza un retribución regular al accionista.

Esta peculiaridad convierte a estos instrumentos en una buena opción de inversión, aunque siempre con una visión a largo plazo. En este escenario y entre las nueve socimis que cotizan en Bolsa (la mitad más o menos en el MAB) desde que a finales de 2014, Entrecampos diera el primer paso, Merlin Properties se ha convertido en la favorita por los expertos. En su recién cumplido año en el parqué español -período en el que sus acciones se han revalorizado un 21%- Merlin Properties ha conseguido entrar en el universo de cobertura de diez casas de análisis, la mayoría de ellas grandes actores del mercado como son UBS, Goldman Sachs, BBVA y Santander. Todas ellas aconsejan comprar las acciones de la socimi y le dan un potencial de revalorización superior al 16%.

“Tras la reciente ampliación de capital, Merlin Properties ha pasado a ser la mayor compañía cotizada del sector por capitalización bursátil, con activos valorados en 2.594 millones de euros, y capacidad para comprar activos por valor de otros 2.500 millones de euros”, explica Ahorro Corporación Financiera, firma que ha incluido a Merlin en su lista de valores medianos y pequeños recomendados.

La firma de análisis espera que con la cartera de activos que la compañía tiene en la actualidad, Merlin Properties obtenga en 2015, ventas de 133,4 millones de euros, Ebitda de 123 y beneficio neto de 82 millones de euros (excluyendo la revalorización esperada de los activos) y generación de caja recurrente de 82,4 millones de euros. “Entre 2015 y 2016, podría crecer un 3% anual en ventas, un 1,7% anual en Ebitda (beneficios antes de impuestos, intereses y amortizaciones), una mejora del 3,3% anual en beneficio neto y otro incremento del 3,3% anual en flujo de caja”, añaden estos expertos.

Una de las operaciones más importantes que la compañía ha llevado a cabo en los últimos meses ha sido la compra de Testa por un precio de 1.793 millones de euros en el plazo de un año. La compañía dirigida por Ismael Clemente llegó a un acuerdo con la constructora Sacyr para hacerse con su filial en una operación que se llevará a cabo en tramos y fases sucesivas que deberán de ultimarse antes del 30 de junio del 2016. En la primera fase de este acuerdo, el consejo de administración de Testa ha realizado una ampliación de capital a través de la cual Merlin Properties ha tomado el control del 25% de la compañía.

Sabadell analiza la operación. “Merlin considera que pueden alcanzar su retorno objetivo del 10% anual con esta inversión, y nosotros también. Esperamos una evolución positiva de la valoración de Testa en los próximos años. El aumento del diferencial entre la rentabilidad inmobiliaria y el soberano (unos 300 puntos básicos) es positivo para este activo”, asegura la firma que tiene un precio objetivo a 12 meses para Merlin de 12,65 euros y una recomendación de compra. “Nos gusta la operación porque permite a Merlin a volver a estar invertido prácticamente el 100% y porque somos positivos sobre la evolución futura de las valoraciones en el mercado de oficinas de Madrid y Barcelona (53% del valor de los activos). Asi, creemos que MRL superará su objetivo de rentabilidad del 10%”, añade Sabadell.

Otro de los aspecto más atractivos es la retribución al accionista. La compañía ha anunciado que tiene capacidad para distribuir en dividendos un mínimo de 60 millones con cargo a 2015, lo que supondría un DPA de 0,30 euros por acción post ampliación, que implica una rentabilidad por dividendo de 2,6%.

Las claves

DIVIDENDOS. La retribución al accionista es una de las características de las socimis, que tienen que pagar dividendos por ley. Merlin pagó su primer dividendo en febrero. Repartió 0,45 euros butos por acción. Los expertos esperan que Merlin revise al alza su política de dividendos en los próximos ejercicios.

RECOMENDACIONES. El 100% de los analistas que forma el consenso de Bloomberg aconseja comprar acciones de Merlin Properties. El precio objetivo medio a 12 meses es de 12,87 euros, lo que supone un potencial de revalorización del 16% respecto a precios actuales de cotización, en torno a los 11 euros.

RENTABILIDAD. Desde que salieron a Bolsa, las acciones de Merlin Properties se han revalorizado un 20%. 2015 está siendo un ejercicio muy positivo para la compañía que acumula una revalorización desde enero de más del 20%, muy por encima de las ganancias del 5% que registra el selectivo Ibex.

Normas
Entra en El País para participar