La emisión de obligaciones se llevó a cabo con un único inversor

Telefónica realiza una colocación privada de deuda de 300 millones

Dentro del programa de bonos EMTN, puesto en marcha por la teleco

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica. Reuters

Telefónica mantiene la intensidad en su actividad financiera. En este escenario, la operadora que preside César Alierta ha realizado en los últimos días una colocación privada de deuda por un importe total de 300 millones de euros.

En este caso, la colocación, realizada a través de la filial Telefónica Emisiones, ha sido de obligaciones ordinarias a dos años, con vencimiento en junio del año 2017.

La operación llevada a cabo por Telefónica se ha realizado con un único inversor. Según fuentes del mercado, el hecho de que la compañía pueda afrontar una colocación de estas características supone que las grandes gestoras internacionales de fondos de inversión mantienen un fuerte interés por los bonos de la operadora española. De igual forma, recuerdan que la mayor parte de las grandes fortunas españolas tienen en sus respectivas carteras deuda de Telefónica.

Desde la compañía se precisó que esta emisión privada de deuda se ha llevado a cabo dentro del programa de bonos Euro Medium Term Note Programme (EMTN) puesto en marcha por la operadora, mientras que el uso de los fondos captados en la operación es para propósitos corporativos generales.

De todas formas, no es la primera operación de estas características que hace Telefónica. En mayo del pasado año, hizo colocación privada de obligaciones a tres años por un importe de 100 millones de euros, entre inversores institucionales.

En 2015, la compañía ha mantenido su actividad financiera. En el primer trimestre, último periodo contabilizado, Telefónica captó financiación por un volumen de 6.570 millones de euros equivalentes. La teleco centró la actividad en reforzar la posición de liquidez y gestionar el coste de la deuda, mediante la extensión de vencimientos de las líneas de crédito y reducción de los costes.

Entre otros movimientos, firmó con 33 entidades financieras una línea de crédito sindicada por importe de 2.500 millones de euros y vencimiento febrero 2020. Además, Telefónica acordó con los bancos modificar las condiciones económicas de la línea de crédito sindicada de 3.000 millones de euros firmada en febrero de 2014.

Dentro de esta actividad, las filiales de Telefónica en Hispanoamérica acudieron a los mercados de financiación durante el primer trimestre por un importe aproximado de 771 millones de euros equivalentes, destacando la emisión híbrida por importe de 500 millones de dólares (unos 451 millones de euros) realizada por Colombia Telecomunicaciones.

Además, Telefónica Deustchland cerró acuerdos de financiación mediante la emisión de instrumentos de deuda en el mercado local por importe de 300 millones de euros a distintos plazos hasta el año 2032.

Posteriormente, ya durante el segundo trimestre del año, Telefónica amplió capital por un importe de 3.048 millones de euros. A su vez, Telefónica Brasil aumento capital en más de 4.600 millones, para financiar la compra de la compañía GVT.

Normas