El Corte Inglés prevé acercarse a cifras previas a 2008

Rebajas como las de antes

Distribuidores y comerciantes esperan un periodo estival con cifras similares a 2008

Se espera un incremento de ventas entre el 3% y el 4%

Clientas en un mostrador de El Corte Inglés de Preciados el primer día de rebajas.
Clientas en un mostrador de El Corte Inglés de Preciados el primer día de rebajas.

Las 10 menos cinco de la mañana y un centenar de personas se agolpan en las puertas de El Corte Inglés de Preciados, en Madrid. Faltan pocos minutos para que dé comienzo oficial el periodo de rebajas en España. Finalmente, una pareja de septuagenarios son los protagonistas de la típica foto que supone el pistoletazo de salida a una de las épocas comerciales más importantes del año. Pero las de 2015 no serán como las de la crisis, sino que recuerdan a los años previos.

Precisamente el director de la emblemática tienda de la cadena de distribución, Enrique Hidalgo, afirma que se vive con “mucha ilusión” la situación “fantástica” en la que llegan las rebajas. El directivo explica que la compañía presidida por Dimas Gimeno prevé que solo el primer día de rebajas llegasen dos millones de visitas a los establecimientos del grupo.

Hidalgo considera que hay un contexto positivo en el sector ya que “se ha producido una reacción importante del consumo”. El optimismo con el que El Corte Inglés aborda este periodo estival hace que las previsiones, aunque sin concretar, se acerquen a “lo más parecido a los años previos a 2008”. Esto se ha traducido en un aumento de las contrataciones.

No solo El Corte Inglés ampliará su plantilla este verano. Adecco informaba esta semana que se llegará a 116.000 contratos durante este periodo, lo que supone un aumento del 4%. Principalmente, los empleos se crearán principalmente en alta perfumería y cosmética, electrónica, juguetería o retail, según la firma de trabajo temporal. Las buenas previsiones de empleo siguen en la línea de la evolución que está teniendo el sector de la distribución en lo que va de año. La Asociación Nacional de Grandes Empresas de Distribución (Anged) asegura que se ha incrementado la afiliación a la Seguridad Social a una media mensual de 36.300 personas.

El textil es una de las actividades que más se juega en este periodo. Acotex, patronal del sector, afirma que la facturación de esta época equivale al 20% del total anual. Junto con la temporada de bajada de precios tras las navidades, las rebajas suponen el 45% de todas las ventas. La organización empresarial mira con optimismo al verano de 2015 y espera que los ingresos alcancen los 2.800 millones de euros, lo que supone un aumento del 4% respecto a 2014.

Las previsiones optimistas del textil tienen su base en que el sector lleva nueve meses consecutivos de mejora de las ventas. “Esto confirma claramente el cambio de tendencia, y la recuperación por tanto del consumo en nuestro país”, afirmó en un comunicado Eduardo Zamácola, presidente de Acotex. Sin embargo, añadió que “nos queda un camino muy largo por recorrer hasta llegar a las cifras alcanzadas en 2006”.

El conjunto de la distribución, representada por Anged, espera seguir con un crecimiento en la línea de los últimos meses. Hasta junio, la facturación se ha elevado un 2,9%, impulsada principalmente por los segmentos de no alimentación.

Más físico que online

Las rebajas de verano tienen una singularidad respecto a las de invierno. Se trata de un periodo en el que tradicionalmente los consumidores tienden más a ir a la tienda y no tanto a la compra online. Así lo explica José Luis Zimmerman, director general de Adigital, la asociación que aglutina a las empresas digitales en España. “Esta campaña se asocia más a la compra física”.

A pesar de ello, Zimmerman asegura que el comercio electrónico seguirá la buena tendencia anual. Así, considera que crecerá un 25%, en línea con lo que va de año, respecto a las rebajas del año pasado. “Se nota una mejora en rebajas, pero tienen menos impacto que en invierno”. Al contrario de lo que ocurre en enero cuando destacan diversos sectores, en verano prima “fundamentalmente” sobre el resto el sector de la moda.

El periodo de rebajas ha comenzado con descuentos de hasta el 50% que se prolongarán durante los primeros días. Además, según explica Enrique Hidalgo, las tiendas del centro de Madrid verán cómo se mantiene el buen ritmo de clientes hasta el fin de semana gracias a la celebración del Orgullo Gay que se prolongarán hasta el domingo y que atrae a la capital a miles de personas.

Además, el buen tiempo juega un papel fundamental en los primeros días de la campaña. Según Hidalgo, ayudará a impulsar el tránsito en las tiendas y se prevé que en ese sentido, este año sea mejor que el anterior, que se caracterizó por ser más fresco. El aumento de las temperaturas impulsará, según Anged, las ventas en textil, moda baño y complementos.

El optimismo se ha trasladado también al pequeño comercio, que espera ampliar la facturación en rebajas un 5% respecto al año pasado. Según afirmó esta misma semana el presidente de la Confederación Española de Comercio (CEC), Manuel García-Izquierdo, si hace un año las rebajas de verano supusieron un punto de inflexión en la evolución de las ventas, el sector confía en que este año represente “una cierta aceleración o despunte en los resultados positivos”.

Normas