Negocio valorado en 1.400 millones

San José cierra su refinanciación y cede a la banca su negocio inmobiliario

San José ha culminado definitivamente este martes el proceso de refinanciación de deuda que pactó a finales de 2014 con sus bancos y que supone ceder a estas entidades la totalidad de su división inmobiliari, un negocio valorado en 1.400 millones de euros.

La compañía que preside Jacinto Rey culmina la reestructuración de su deuda toda vez que la pasada semana logró el visto bueno de su junta de accionistas al acuerdo con los bancos.

Asimismo, el cierre de la refinanciación tiene lugar tras el proceso de homologación judicial al que San José sometió el acuerdo alcanzado en diciembre con la mayoría de los acreedores, con el fin de extenderlo a todos ellos.

Tras superar todos estos trámites, el grupo de construcción y energías renovables comunicó a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) que este martes ha firmado el acuerdo con los bancos con el que “culmina el proceso de reestructuración de deuda”.

Además de ceder a la banca la rama inmobiliaria, el pacto contempla la posibilidad de que San José tenga que aportar a un grupo de seis bancos acciones de la empresa representativas de hasta el 35% de su capital social para capitalizar un préstamo de 100 millones de euros en caso de que no lo haya pagado antes de su vencimiento, fijado para octubre de 2019.

Las entidades con las que tiene suscrito este préstamo son Banco Popular, Barclays Bank, Bank of América Merrill Lynch, Deutsche Bank y KutxaBank.

Para ello, San José aprobó en su reciente junta de accionistas emitir a favor de estas entidades 'warrants', títulos que incorporan la opción de suscribir acciones de la empresa para compensar créditos.

En la presentación ante la junta de accionistas, San José destacó que la refinanciación “adecua los vencimientos a la generación de flujos de caja y dota a la compañía y sus filiales líneas de financiación suficientes para abordar el correcto desarrollo de su actividad y abordar una nueva etapa de carecimiento”.

Normas