Más de 10.000 millones a repartir hasta final de año

Las ocho cotizadas que pagan más que el bono a diez años

Más de 10.000 millones a repartir
Más de 10.000 millones a repartir

A punto de cerrar la primera mitad del año, el bolsillo de los inversores se prepara para recibir una paga extra en forma de dividendos. Y es que julio, junto con enero, es uno de los meses tradicionales de retribuir al accionista mediante el pago del cupón. Según las previsiones del consenso, de aquí a final de año, las empresas cotizadas repartirán más de 10.000 millones de euros en dividendos. Entre ellas, se encuentran los pesos pesados del mercado y que acaparan la mayor parte de este efectivo. Las compañías con elevada visibilidad de resultados suelen poder asegurar el pago de dividendos. “En un entorno de bajos tipos de interés, las compañías que pagan elevados dividendos suelen atraer a los inversores más conservadores”, recuerda Juan José Fernández Figares, director de análisis de Link Securities.

Y es que en momentos en los que las rentabilidades de la deuda pública han caído -el bono a diez años está en el 2%- la Bolsa ha atraído a muchos de estos inversores más conservadores que asumen que hay que correr algo de riesgo para obtener una mínima rentabilidad. En este entorno, dos terceras partes de los valores que forman el selectivo Ibex ofrecen una rentabilidad por dividendo que superan la rentabilidad del bono español a diez años. Aquí van las empresas que repartirán los dividendos más importantes que quedan por pagar este año.

1- REPSOL. Con una rentabilidad por dividendo estimada para 2015 del 6,2%, la empresa española ofrece la mayor rentabilidad por dividendo del Ibex, aunque hay que tener en cuenta que toda la retribución al accionista no se realiza en efectivo sino que la petrolera retribuye al accionista a través de la fórmula del scrip dividend.

2- ENDESA. En el eléctrico, uno de los sectores más generosos con los accionistas tradicionalmente en la Bolsa española, sobresale Endesa. La eléctrica presidida por Borja Prado, ofrece una rentabilidad por dividendo superior al 6%. En el ejercicio pasado, Endesa repartió el mayor dividendo de la historia de la Bolsa española, al entregar en total 14.605 millones de euros, un 46% de su capital, en dos pagos extraordinarios. Este año, repartió 0,38 euros en enero y dará la misma cantidad en julio. Además, Endesa se ha propuesto elevar como mínimo en un 5% el dividendo con cargo a los resultados de 2015.

3- BME. La empresa que gestiona la Bolsa española es un clásico en el ránking de las empresas con una mayor rentabilidad por dividendo (5,6% estimado para 2015). Tras repartir un dividendo de 0,89 euros por acción en mayo, un 37% más que el del año pasado, en septiembre hará efectivo el segundo pago, según previsiones de Bloomberg, y que ascenderá a 0,4 euros, lo que supondrá un desemboso de 34 millones de euros. La compañía, que ha abandonado el selectivo Ibex recientemente, retribuye a sus accionistas íntegramente en efectivo. Su atractiva política de dividendos es uno de los puntos a favor con los que cuenta su cotización a lo que se unen “la elevada visibilidad de resultados y su bajo perfil de riesgo”, lo que les permitirá que “continúe mostrando un buen comportamiento en un entorno de exceso de liquidez y bajos tipos de interés”, según Ahorro Corporación. La petrolera retribuye al accionista a través de la fórmula del scrip dividend.

4- ENAGAS. ”Si realmente no hay una reordenación del sistema energético en España a causa de las elecciones de noviembre, creemos que el sector de las utiliries es uno de los candidatos a continuar con el incremento de los dividendos, siempre y cuando los resultados acompañen”, explica Victoria Torre, jefa de análisis y producto de Self Bank. Enagás entra en este grupo de compañías. Reparte cada año dos dividendos: uno en julio y otro en diciembre. El próximo 2 de julio repartirá 0,78 euros por acción, de tal forma que el dividendo total con cargo al ejercicio de 2014 queda en los 1,3 euros, un 2,4% por encima que el de un año antes.

5- MAPFRE. En los últimos cuatro ejercicios, la aseguradora ha repartido entre el 47% y el 51% de sus beneficios a sus socios, y siempre en efectivo. La rentabilidad por dividendo de Mapfre se ha situado en los primeros puestos de la lista históricamente. En 2014, fue del 4,7%; del 4,4% en 2013; del 6,1% en 2012; del 5,9% en 2011, y del 6,3% en 2010.

6- GAS NATURAL. Con una rentabilidad por dividendo estimada del del 4,5% para 2015, el grupo gasista distribuirá más de 500 millones de euros en un dividendo de 0,511 euros que repartirá la próxima semana. Es el segundo que hace efectivo este año. La utility ofreció el año pasado un pay out (porcentaje del beneficio destinado a dividendos) del 62%, en la parte baja del sector. Su rival Endesa, por ejemplo, destinará este ejercicio el 85%. Con todo, su rentabilidad por dividendo se situará en el 4,7%, según el consenso de analistas de Factset. Y dispone de margen para que sea superior, según los expertos.; del 5,9% en 2011, y del 6,3% en el ejercicio 2010.

7- RED ELECTRICA. Junto con Enagas es el clásico estrella de los valores más parecidos a la renta fija que hay en el mercado. Es una compañía que se mueve en un negocio regulado con ingresos asegurados, lo que da estabilidad a la remuneración al accionista. La tendencia del pago ha sido creciente y lo seguirá siendo, según las previsiones que manejan los expertos del mercado. Red Eléctrica se ha comprometido a elevarlo a un ritmo anual del 7%, lo que dejará la rentabilidad por dividendo cerca del 6% en 2019. “Esto supone la revisión del pay out del 65% hasta el 73% en 2014 y al 77% en 2019”, y pese a este último porcentaje, todavía le queda margen para mejorarlo. Sus accionistas percibirán un dividendo de 2,16 euros brutos por cada acción el próximo 1 de julio, lo que supondrá para Red Eléctrica un desembolso cercano a los 300 millones de euros. De esta forma, la compañía destinará a sus accionistas un total de 3 euros brutos por acción, después de los 0,83 euros por título que desembolsó como dividendo a cuenta el pasado 2 de enero.

8- SANTANDER. Si el 100% de los accionistas de la entidad cántabra optaran por hacer efectivo el dividendo que la entidad tiene programado para el próximo 13 de julio mediante la fórmula del scrip dividend, el desembolso ascendería a más de 700 millones de euros. Aunque la rentabilidad por dividendo no es tan elevada como la de Repsol, Endesa oTelefónica, Santander tiene un nada despreciable 3% después de que la presidenta de la entidad Patricia Botin haya revisado a la baja la política de dividendos de la entidad, medida que centró la mayor parte de los intervenciones de los accionistas en su primera junta como presidenta celebrada el pasado mes de marzo. A la vez que recorta la retribucción al accionista, la presidenta decidió la vuelta al dividendo en efectivo. El viaje de cinco años del dividendo opcional (scrip dividend) que emprendió su padre en 2010 irá terminando progresivamente una vez que la época de vacas flacas ha pasado.

La rentabilidad por dividendo del Ibex, en el 3,5%

La Bolsa española se mantiene inamovible ocupando el lugar más alto del podio en rentabilidad por dividendo de las Bolsas no sólo europeas sino también por encima de EE UU. El Ibex ofrece una rentabilidad por dividendo estimada para 2015 del 3,5% frente al 3,3% del Cac de París, o el 2,7% del Dax de Francfort.

Y es que la reactivación económica y la mejora de los resultados empresariales están permitiendo a las compañías que ya retribuían a los accionistas, elevar esta retribución y a las que dejaron de hacerlo durante la época de vacas flacas, volver a repartir dividendos.

A ello, también contribuye el impulso dado por la recuperación de la confianza de los inversores extranjeros al calor de la reactivación económica. Más del 40% de las acciones cotizadas del mercado español están en manos de inversores extranjeros, tal y como recoge el último informe de propiedad de las acciones elaborado por Bolsas y Mercados Españoles (BME).

Históricamente, España ha sido el país con la mejor rentabilidad por dividendo de Europa. Entre los años 1990 y 1997, la rentabilidad por dividendo españolase sitúa claramente por encima de las obtenidas en mercados como el alemán o el estadounidense. Esta situación vuelve a ser muy marcada desde el inicio de la crisis financieraen 2007 hasta actualmente.

“Nuestro mercado es un mercado periférico y para mantener la notoriedad es neceario que se mantenga la actual rentabilidad y la elevada retribución al accionista”, explica Adrián Pernas, analista de DCMAsesores. El experto recuerda que, “en la actual coyuntura económica de recuperación y de tipos de interés bajos, las compañías cotizadas deben mantener o incluso incrementar la remuneración al accionista como forma de fidelizar o de captar un mayor número de inversores”, añade.

A pesar de ello, los mercados europeos también cuenta con compañías que son generosas con el accionista.

Vivendi, gigante francés de las telecomunicaciones es el valor con la rentabilidad por dividendo más alta del Euro Stoxx 50, (7,8%).

Tras hacer efectivo un dividendo de un euro el pasado 23 de abril, la compañía volverá a retribuir a los accionistas el próximo 29 de junio con otro pago de un euro bruto por acción.

La compañía francesa, que sube en el año un 15%, cuenta con buenas recomendaciones por parte de los analistas: El 20% aconseja comprar al tiempo que el 50% recomienda mantener en cartera. Pese a contar con buenas recomendaciones, los títulos de Vivendi cotizan por encima del precio objetivo medio de consenso de Bloomberg. Y es que, las acciones de la empresa gala han encadenado tres años consecutivos de alzas bursátiles. El precio de la acción, actualmente en 23,7 euros, está en los niveles más altos vistos desde 2002.

Airbus escala a los primeros puestos de rentabilidad por dividendo del Euro Sotxx 50. Según las estimaciones de Bloomberg, la compañía repartirá un dividendo bruto por acción de 1,35 euros en mayo de 2016.

La compañía, además, es una de las más recomendadas por el consenso. Solo un 2% de los expertos que lo forman aconsejan vender. Además, en el año, el valor acumula una rentabilidad del 50%.

Las francesas GDF Suez, Royal Dutch Shell o la italiana Eni son otras de las compañías del índice europeo que son más generosas con los accionistas.

Normas