La empresa revoca los despidos de dos delegados sindicales

Vueling y los pilotos del Sepla se dan una tregua de 15 días

Negociarán las condiciones de apertura de bases en el extranjero

Airbus 320 de Vueling.
Airbus 320 de Vueling.

Vueling ha echado agua al fuego que se había encendido en la compañía en pleno arranque del verano. La aerolínea que preside Alex Cruz ha alcanzado un acuerdo con el Sepla que frena un incipiente conflicto. La primera medida es la revocación de los despidos de dos delegados sindicales y del expediente (dos meses de empleo y sueldo) al jefe de la sección sindical del Sepla, José María Font. Se les acusaba de filtrar un examen, pero el Sepla lo desmentía y además hablaba de una prueba ya utilizada por la compañía que fue pedida para comprobar que no había un exceso de celo a la hora de examinar a los pilotos.

A partir del punto de la readmisión de los despedidos, que era innegociable para los pilotos, se ha pactado el texto de subsanación del convenio colectivo, que estaba pendiente de una enmienda ordenada por la autoridad laboral desde el pasado mes de noviembre. El citado punto asegura que la nueva producción queda bajo el paraguas de Vueling Airlines y su convenio.

Empresa y pilotos también crearán una comisión de interpretación del convenio para tratar asuntos pendientes y se abren negociaciones, durante los próximos 15 días para sentar las condiciones en que Vueling instalará bases en el extranjero.

La compañía del holding IAG se ha asentado con base fija en Roma, donde tiene ya decenas de pilotos con contrato italiano. A pesar de que este personal no podía regirse por el convenio español de Vueling, el Sepla ha defendido que se respetara un escalafón único en el colectivo de pilotos independientemente de dónde trabajen.

Hacia la normalidad

"Los acuerdos alcanzados llevan la normalidad a las relaciones entre empresa y sección sindical", dicen la dirección y los pilotos en un comunicado conjunto.

La primera reunión está fijada para el lunes y en ella se deben tratar puntos como los complementos por trabajar en el extranjero, el escalafón y producción únicos.

Vueling cuenta con un millar de pilotos en su plantilla, de los que alrededor del 60% están afiliados al Sepla en una tendencia de sindicalización que va al alza. El colectivo se reunió en asamblea la semana pasada y vota durante estos días si dota de poderes a la sección sindical para tomar medidas, incluida la convocatoria de huelga, en caso de que se agote la vía de negociación. El resultado se conocerá la semana que viene.

Normas