Espera una rentabilidad adicional del 4% de la Bolsa mundial

Las recetas de Barclays para ganar en el segundo semestre

La Bolsa europea y el dólar, entre sus convicciones de inversión

El petróleo se mantendrá en el entorno de los 65 dólares

Un inversor en la Bolsa de Hong Kong
Un inversor en la Bolsa de Hong Kong

El inversor debe acostumbrarse a un entorno de menor rentabilidad que el de los últimos años. Es la principal conclusión del documento de perspectivas globales de Barclays de junio. Entre sus recomendaciones de inversión está la Bolsa europea, el dólar (creen que el tipo de cambio del euro caerá por debajo de la paridad en 2016) y una posición táctica en el bono estadounidense a diez años. Estas son las claves de la firma británica para invertir en el segundo semestre del año.

1. El contagio de Grecia sería limitado

La delicada situación en Grecia sigue condicionando la situación en los mercados. Los expertos de Barclays destacan en su informe mensual que "la situación en Grecia es seria, pero no creemos que sea probable que tenga un impacto sistemático y duradero fuera de Grecia". La razón principal de esta protección del resto de la zona euro ante eventuales problemas mayores en Grecia es el plan de estímulos del BCE, que según la firma británica será suficiente para prevenir salidas de depósitos en los países de la periférica europea y ventas masivas de deuda en el mercado secundario.

2. El euro podría bajar de la paridad

Desde Barclays mantienen su convicción de que el dólar seguirá apreciándose, a pesar de que esta tendencia se ha frenado recientemente por las débiles cifras macroeconómicas publicadas en Estados Unidos. La divergencia en las políticas monetarias del BCE y de la Fed seguirán debilitando al euro, "hasta romper eventualmente la paridad".

Por eso, una de las recomendaciones de inversión del banco británico es mantener una posición corta en el cruce del euro frente al dólar.

3. China es el mayor riesgo

Ni la subida de tipos de la Fed, que el banco espera al igual que el resto del mercado para la segunda mitad del año, ni Grecia, donde el contagio sería limitado. Para Barclays el mayor riesgo al que se enfrenta ahora el mercado es China. La desaceleración en la economía del gigante asiático puede ser el factor clave en la evolución de los mercados a partir de ahora porque "es más difícil medir la extensión del frenazo económico y por la importancia de China en el crecimiento global, ya que es la segunda economía mundial".

El escenario central de Barclays es que la economía china repunte algo en el segundo trimestre del año gracias a las medidas expansivas de las autoridades del país asiático, pero no lo suficiente como para que el mercado pueda dar por despejada la incertidumbre sobre el frenazo económico de China.

4. Bolsa europea y japonesa

En los próximos meses, Barclays prevé un crecimiento menor de las Bolsas, pero sigue pensando que la renta variable será una opción más atractiva que la renta fija. Dentro de la Bolsa, su recomendación es apostar por Europa y Japón. Para la Bolsa del Viejo Continente prevé una revalorización del 15% este año.Entre sus sectores favoritos, materias primas y banca.

En el caso de Japón, los expertos de la firma británica reconocen que tras la fuerte subida de la primera mitad del año, los precios de la Bolsa son más exigentes, pero aun así sigue recomendando invertir en el parqué nipón porque el Banco de Japón mantiene su determinación de seguir con el programa de estímulos.

5. Mejor visión en los mercados emergentes

Hasta ahora, Barclays mantiene una visión neutral sobre los mercados emergentes, que pasa a ser moderamente positiva. Aunque aconsejan ser muy selectivos, consideran que las ventas masivas de activos de estos mercados y el mayor crecimiento global previsto para el segundo semestre ayudarán a los mercados emergentes y generan oportunidades de compra. Prefieren Bolsa de países emergentes que deuda. 

6. El petróleo seguirá presionado

La recuperación del precio del petróleo desde sus mínimos anuales parece haber estabilizado al precio del crudo en el torno de los 60 dólares. Barclays considera que no subirá mucho más. Maneja un precio objetivo de 65 dólares y destaca que, a pesar de las recientes subidas, los fundamentales y el exceso de oferta deberían seguir presionando a la baja al precio de oro negro.

Normas