El Supremo inculpa a Griñán

Chaves, Zarrías y Viera renuncian a sus actas tras la imputación

 Los diputados socialistas Manuel Chaves (d) y Gaspar Zarrías (i) conversan durante el pleno del Congreso celebrado hoy.
Los diputados socialistas Manuel Chaves (d) y Gaspar Zarrías (i) conversan durante el pleno del Congreso celebrado hoy. EFE

El secretario de Organización del PSOE, César Luena, ha anunciado hoy que el expresidente andaluz Manuel Chaves y los exconsejeros Gaspar Zarrías y José Antonio Viera han puesto sus actas de diputados a disposición del partido, que ha aceptado su renuncia.

 Luena ha informado de esta decisión en los pasillos del Congreso después de que el Tribunal Supremo haya inculpado al expresidente andaluz José Antonio Griñán por el caso ERE y haya pedido el suplicatorio al Parlamento para hacer lo mismo con el también expresidente Manuel Chaves y los exconsejeros Zarrías y Viera.

El magistrado que instruye el caso ERE en el Supremo ha pedido al tribunal que tramite el suplicatorio ante el Parlamento para inculpar a Chaves, Zarrías y José Antonio Viera, mientras que inculpa a Griñán. El suplicatorio se pide para todos por prevaricación administrativa y, en el caso de Viera, además por malversación. El instructor inculpa también por prevaricación a Griñán, pero no pide el suplicatorio contra él porque, al no ser ya senador, ha perdido el aforamiento.

La senadora y exconsejera Mar Moreno es la única de los parlamentarios implicados que no ha sido inculpada por el juez, Alberto Jorge Barreiro.

El instructor pide los suplicatorios mediante una exposición motivada, que se dirige a la misma sala que abrió el caso, la cual, según han informado a Efe fuentes del Supremo, los tramitará automáticamente ante el Congreso sin que quepa recurso de las defensas contra esta decisión.

En el caso de Griñán, el juez utiliza una fórmula distinta: reúne en un auto los indicios recabados contra él por los que le imputa un delito de prevaricación, del que le considera coautor, y, aunque asume que ha perdido la condición de aforado al haber renunciado a su escaño como senador, le mantiene en el caso por conexidad con los hechos compartidos con los otros imputados.

Sí cabe recurso contra este auto por la defensa de Griñán, en el que concreta que debe ser juzgado conjuntamente con los otros incupados por hechos como el haber establecido, entre 2001 y 2010, un sistema legal de subvenciones modificado para que, mediante las transferencias de financiación, escapara al control legal.

“Esas modificaciones presupuestarias fueron arbitrarias”, considera el juez, que añade que esa arbitrariedad contaminó también al ejercicio del poder que tenían atribuido los inculpados.

Barreiro estima “altamente probable” que el expresidente Chaves, a quien le correspondía fijar las directrices generales del Gobierno, junto al exconsejero de la Presidencia Gaspar Zarrías, tomaran la determinación de poner en marcha este sistema en connivencia con Viera.

Lo hicieron, continúa Barreiro, al margen del ordenamiento jurídico y estando implicadas las consejerías de Economía y Hacienda e Innovación y Desarrollo.

Con la exposición razonada y el auto relativo a Griñán el juez pone punto y aparte a más de siete meses de investigación, que comenzaron cuando la Sala de lo Penal de este tribunal abrió la causa ante la aparición de indicios contra los citados parlamentarios dentro del sumario original instruido en Sevilla por la juez Mercedes Alaya.

Normas