Comercio exterior

España prepara el desembarco empresarial en Cuba

España es el tercer proveedor de Cuba, tan solo por detrás de Venezuela y China

Prepara una misión empresarial para la primera semana de julio

Salvador Marín, presidente de Cofides; Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio y Joaquim Gay de Montellá, vicepresidente de CEOE, en el acto de presentación de la nueva Línea Cuba.
Salvador Marín, presidente de Cofides; Jaime García-Legaz, secretario de Estado de Comercio y Joaquim Gay de Montellá, vicepresidente de CEOE, en el acto de presentación de la nueva Línea Cuba.

El principio del fin del bloqueo comercial de EE UU con Cuba y los nuevos incentivos para estimular la llegada de inversión extranjera ha disparado el interés de las empresas españolas por desembarcar en Cuba. Y para ese viaje van a contar con apoyo institucional. Cofides, la sociedad público-privada participada por el Estado y los principales bancos españoles, ha presentado de forma oficial una nueva línea de crédito de 40 millones de euros para inversiones productivas y para necesidades de circulante de compañías españolas. El objetivo es mantener la situación de privilegio en materia de exportaciones e inversiones: España es el tercer proveedor de bienes de Cuba, tan solo por detrás de Venezuela y China, y los últimos datos oficiales sobre el stock de inversión extranjera reflejan que es el mayor inversor en el país, con 30 empresas mixtas y 60 contratos de administración hotelera (el 90% de las camas son españolas).

Este instrumento echará a rodar al mismo tiempo que se están ultimando los detalles para la próxima misión comercial de empresas españolas previsto para el 6 de julio. “La delegación estará formada por empresas relevantes del sector financiero, construcción, ingeniería, bebidas, supermercados o electrodomésticos”, apuntó el secretario de Estado de Comercio, Jaime García-Legaz, quién subrayó que el nuevo contexto de normalización de las relaciones con EE UU abre importantes oportunidades de negocio. Y destacó tres: turismo, construcción y energías renovables. “La desaparición de las restricciones de viajes de los turistas estadounidenses va a disparar la entrada de millones de viajeros”, señaló García-Legaz. Al mismo tiempo destacó que las empresas y la industria auxiliar de la construcción querrá participar en la construcción de estos nuevos establecimientos y que la mayor demanda de energía obligará a aumentar las inversiones en renovables.

La nueva línea Cuba está dividida a su vez en dos líneas de préstamos. La primera estará destinada a implantaciones productivas y comerciales en Cuba por un importe mínimo de 75.000 euros y máximo de 30 millones de euros. El presidente de Cofides, Salvador Marín, remarcó que si los fondos se agotan (la línea estará habilitada hasta el 31 de enero de 2017) se renovarán con nuevas dotaciones. La segunda estará creada para inversiones en la Zona de Especial de Desarrollo Mariel. “Una zona de 45 kilómetros cuadrados en La Habana, con unas condiciones logísticas excepcionales, conectada por autovía con un puerto de calado medio y una playa para descarga de contenedores”, señalo Joaquim Gay de Montellá, vicepresidente de CEOE, quién dijo que supondrá un impulso muy importante para la inversión empresarial y abre las puertas “a las empresas para el Caribe y el este de EE UU”.

Normas