Cree que la teleco mantendrá un crecimiento sostenible del dividendo

Goldman respalda a Alierta y sitúa en 15,1 euros el precio objetivo de Telefónica

Alierta dijo que la rentabilidad para los accionistas rondará el 40% en los próximos dos años

El banco cree que el flujo de caja libre cubrirá el dividendo

Canal+ aportará unos ingresos anuales de 1.000 millones y la subida de precios 200 millones

Sede de Telefónica.
Sede de Telefónica.

Pronunciamiento de relevancia en los mercados financieros sobre las perspectivas de Telefónica. Goldman Sachs situó ayer el precio objetivo de Telefónica hasta los 15,1 euros por acción con la recomendación de comprar. La firma otorga así una potencial de retorno a las matildes del 18%. Las acciones subieron este viernes un 0,2% hasta 12,8 euros.

El movimiento del banco de inversión viene apenas una semana después de la junta de accionistas de la operadora, en la que el presidente, César Alierta, afirmó que la rentabilidad total para los accionistas en los próximos dos años, sumando los dividendos y la revalorización de las acciones, rondará el 40%. Sería la misma rentabilidad que la registrada desde comienzos de 2013.

Los analistas de Goldman creen que tras la reestructuración del portfolio de activos llevada a cabo, que incluye desinversiones por cerca de 31.000 millones de euros en los últimos tres años (incluida la venta ya acordada de la filial británica O2), y el fortalecimiento del balance, “Telefónica está en disposición de registrar un crecimiento sostenible del dividendo del beneficio operativo antes de depreciaciones y amortizaciones (Oibda)”, señala el banco de inversión. De esta manera, prevé un incremento progresivo de esta remuneración al accionista hasta 2019, y precisa que el dividendo para este año y el que viene de 0,75 euros por acción estaría cubierto con el flujo libre de caja por acción de 0,77 euros.

La entidad financiera cree que las actividades en España y Alemania volverán al crecimiento durante el segundo trimestre, y en el mercado español prevé crecimientos para 2016, 2017 y 2018. Además, el flujo de caja libre en estos países cubrirá el 70% del dividendo comprometido por Telefónica.

En el nuevo escenario, Telefónica ha visto reforzada su posición competitiva en estos países tras el proceso de consolidación y las inversiones realizadas. Así, Goldman estima que en 2016, la operadora tendrá una cobertura del 97% de la población española con su red de fibra óptica hasta el hogar a final de 2016. Y prevé que la teleco cubra 18 millones de unidades inmobiliarias, frente a los 9,7 millones de Vodafone-Ono y los 6,3 millones de Orange-Jazztel.

En relación a la televisión de pago, Goldman cree que Canal+ aportará a Telefónica unos ingresos anuales de 1.000 millones de euros, aunque con una limitada contribución de caja y Oibda. La operadora deberá abrir un 50% de los contenidos premium a sus rivales, si bien se beneficiará de los ingresos de esta posición mayorista. Además, cree que muchos clientes de Canal+ podrán ser migrados a sus ofertas de fibra.

El banco se refiere al incremento de cinco euros mensuales del precio de Movistar Fusión aplicado desde principios de mayo, y calcula tendrá un impacto anualizado para la operadora entre 200 y 220 millones de euros.

En términos generales, Telefónica podrá acelerar el uso de los créditos fiscales disponibles, junto con las sinergias financieras obtenidas con las integraciones de E-Plus en Alemania, GVT en Brasil y Canal+ en España. El objetivo del grupo es reducir la tasa impositiva del grupo hasta el 23% en 2015 y 2016, frente al 26,3% de 2014, marcado por los costes de reestructuración y el saneamiento en Telecom Italia.

La entidad indica que Telefónica se ha situado como una de las operadoras europeas con una mayor calidad en su actividad doméstica, y prevé que el negocio en España compense los posibles retrocesos en Latinoamérica. En este caso, la teleco registrará crecimientos nominales en la región, que se verán penalizados por tipos de cambio desfavorables.

Normas