La IATA retira la recomendación de reducirlas

No tire sus maletas, siguen valiendo para los aviones

No tire sus maletas, siguen valiendo para los aviones

La Asociación Internacional de Transporte Aéreo (IATA) anunció este miércoles que realiza una “pausa” del lanzamiento de su iniciativa ‘IATA Cabin OK’, que incluía una propuesta voluntaria de reducir en un 40% el tamaño de la maleta de mano respecto a las actuales medidas recomendadas con el fin de unificar el criterio entre las aerolíneas.

En un comunicado, la asociación indicó que comienza una nueva “evaluación integral” de la iniciativa tras las preocupaciones expresadas en distintos países, principalmente en América del Norte. La iniciativa 'IATA Cabin OK' fue lanzada el pasado 9 de junio por la asociación, que aglutina al 90% del tráfico aéreo mundial, con el objetivo de ofrecer a los pasajeros una “mayor seguridad de que su equipaje de mano viajará con ellos en la cabina del avión, incluso cuando el vuelo esté lleno”.

De esta forma, la propuesta fija en 55x35x20 centímetros el nuevo estándar para el equipaje de mano (bolsas o maletas) a bordo de un avión de 120 asientos o más, frente al actual estándar mínimo aceptado de 56cm x 45cm x 25cm. Con esta propuesta, la IATA busca unificar las medidas aceptadas por las diferentes aerolíneas y liberar espacio en las cabinas.

Sin embargo, señala que mientras que la iniciativa ha sido “bien acogida por muchos, incluyendo a una creciente lista de aerolíneas que expresan interés en el programa, también ha habido mucha confusión”. En particular se refiere a América del Norte, donde reconoce que se han producido “importantes preocupaciones” planteadas en los medios de comunicación y por los principales interesados. El responsable de la IATA para aeropuertos, pasajeros, carga y seguridad, Tom Windmuller, destacó que el objetivo del programa es “proporcionar a los viajeros una opción que daría lugar a una experiencia simplificada y mejor”.

No obstante, ante las preocupaciones mostradas la IATA ha decidido paralizar el lanzamiento con el fin de realizar una nueva evaluación integral del programa para “involucrar a más participantes y otras partes interesadas clave”. En todo caso, aclaró que el programa “no busca definir un tamaño máximo para las bolsas de equipaje de mano, que es algo que cada aerolínea hace individualmente” por lo que “ningún consumidor se verá obligado a comprar una nueva bolsa como resultado de esta iniciativa voluntaria”.

Normas