La plataforma que controla Apollo obtiene 500 millones.

Altamira sella un acuerdo de financiación con 12 bancos

La plataforma de gestión de activos de la que Santander vendió un 85% al fondo Apollo gestiona ya activos de seis clientes. En el último año ha elevado un 113% su carga.

Edificio de Altamira.
Edificio de Altamira.

Altamira Asset Management, la plataforma de gestión de activos inmobiliarios de la que Banco Santander vendió un 85% al fondo de inversión Apolo, acaba de alcanzar un nuevo acuerdo de financiación. En concreto, Altamira ha cerrado un pacto con un sindicato de 12 bancos nacionales e internacionales para renovar su estructura financiera con el que ha obtenido financiación por más de 500 millones de euros, según informaba ayer la propia la sociedad.

Esta operación se enmarca dentro de la estrategia de crecimiento y diversificación de la plataforma inmobilaria, cuyo objetivo es consolidarse como uno de los primeros operadores independientes y multiclientes en la gestión de activos financieros e inmobiliarios.

De hecho, hace unas semanas que Altamira inició el proceso para incorporar a su cartera activos que valora en 29.000 millones de euros procedentes de la sociedad de gestión de activos procedentes de la reestructuración bancaria (Sareb), que cuando los absorbió los valoraba en unos 14.000 millones de euros. Altamira es una de las cuatro firmas que fueron elegidas por el llamado banco malo para gestionar su carteras de inmuebles y créditos a promotores (ver información adjunta), junto a Solvia, Servihabitat y Haya Real Estate.

“Con esta cartera, Altamira da un salto adelante clave en la estrategia de crecimiento diseñada y se sitúa con unos activos totales bajo gestión de 55.000 millones de euros”, ha apuntado la sociedad, que también sigue gestionando los activos del balance de Banco Santander.

En paralelo, no obstante, la plataforma asevera que ha venido ganando nuevos clientes pasando a gestionar carteras de seis firmas diferentes en la actualidad y que ha aumentado un 113% los activos bajo gestión en el último año.

La gestión de activos financieros e inmobiliarios para terceros se ha convertido en un interesante negocio en el mercado español que ha atraído a multitud de fondos de inversión a hacerse con las plataformas de la banca, como hizo Apollo con Altamira.

Normas