Tras 160 años en el mercado

El fabricante de armas Colt entra en suspensión de pagos

Un hombre prueba una Colt M4 en una feria de Las Vegas.
Un hombre prueba una Colt M4 en una feria de Las Vegas. REUTERS

El histórico fabricante de armas estadounidense Colt ha entrado en suspensión de pagos después de 160 años en el mercado, anunció hoy la compañía en un comunicado.

El fabricante de fusiles tan populares como el AR-15 presentó este domingo una propuesta de suspensión de pagos ante un tribunal del distrito de Delaware en la que el principal financiador de la empresa, Sciens, acepta comprar todos los activos de Colt.

Según el comunicado de la compañía, Sciens, una firma de inversiones, se ha comprometido a continuar con normalidad las actuales operaciones de Colt y a mantener las condiciones laborales de los trabajadores de la empresa.

“El plan que anunciamos y que hemos archivado hoy permitirá a Colt reestructurar sus cuentas al mismo tiempo que cumplir con todas sus obligaciones con los clientes, vendedores, proveedores y trabajadores y proveyendo la máxima continuidad en las actuales y futuras operaciones de negocio de la compañía”, dijo Keith Maib, responsable de reestructuración de Colt Defense LLC.

Los financiadores de Colt han acordado proveer 20 millones adicionales para que la empresa pueda seguir sus actividades con normalidad durante el proceso de suspensión de pagos, en el que seguirá al mando el actual presidente, Dennis Veilleux, y que esperan que se complete en los próximos tres meses.

Según medios locales, se calculan entre 100 y 500 millones de dólares tanto las deudas como los activos de la compañía, fundada en 1855 por Samuel Colt y famosa por ser la proveedora oficial de la línea M4 de armas de fuego usadas por el ejército estadounidense.

Pero la compañía, con sede en Connecticut, ha sufrido pérdidas en los últimos años por la bajada de la demanda de rifles y pistolas deportivos, cuyas ventas cayeron un 30 % el año pasado.

El año pasado, según recuerda hoy The Wall Street Journal, Colt pidió 70 millones de préstamo al grupo Morgan Stanley para pagar intereses de sus bonos y que este pasado febrero advirtió que quizás no sería capaz de devolver esta cantidad al vencimiento.

Aunque la empresa fue fundada oficialmente hace 160 años, Samuel Colt empezó a fabricar pistolas y rifles en Nueva Jersey en 1836 y fue el proveedor de armamento del ejército de la Unión durante la Guerra Civil estadounidense. 

Normas