Olvídate de la contraseña y utiliza el botón para asociar tus ordenadores fácilmente
¿Sabes para qué sirve el botón WPS de tu router y lo útil que es?

¿Sabes para qué sirve el botón WPS de tu router y lo útil que es?

Gestionar redes inalámbricas puede no ser sencillo en muchas ocasiones, sobre todo si queremos asegurarnos de que nada ni nadie entre en nuestra red sin nuestro permiso. Esto provoca que, por ejemplo, creamos claves complejas que posteriormente son bastante complicadas de introducir en un dispositivo móvil o en un ordenador, tardando varios minutos en asegurarnos de que todo está escrito correctamente.

No obstante, existe una opción en la mayoría de routers comercializados por las operadoras españolas que permite asociar fácilmente un dispositivo con la red, olvidándonos de la temida contraseña. Esta función se llama Wi-Fi Protected Setup, más conocido como WPS. Básicamente este estándar facilita el uso de las redes, de forma que los usuarios no tengan complicaciones a la hora de configurar sus dispositivos en la red. Por ejemplo, como hemos dicho, podemos conectar un teléfono móvil a la red sin necesidad de introducir la contraseña. ¿Cómo se hace esto?

Normalmente los routers contarán en su parte trasera con un botón bautizado como WPS (o con un logo como el de la imagen). Pues bien, lo único que se debe hacer es, primero, conectarse a la red en cuestión con el dispositivo, ya sea un smartphone, un tablet o un ordenador. Seguidamente, si el router es compatible, pulsaremos el botón WPS, lo que detectará automáticamente que un dispositivo se quiere conectar a la red. Seguidamente, dependiendo de la implementación y configuración del router, será necesario introducir un PIN en una ventana que aparecerá en el dispositivo y que normalmente viene en la pegatina en la que también aparece la contraseña por defecto del router. En caso de que no aparezca esta petición de PIN, el dispositivo ya estará configurado para conectarse a la red, así de sencillo y sin introducir letras ni números como contraseña.

Si bien esta opción está presente en prácticamente todos los routers, es posible que en algunos de ellos no esté habilitada por defecto, por lo que habrá que activarla si queremos hacer uso de este estándar. Para ello, simplemente nos meteremos en la configuración del router mediante la puerta de enlace 192.168.1.1, como ya mostramos en este artículo, y buscaremos la opción WPS dentro de las distintas categorías.

De esta forma, conectarnos a una red inalámbrica doméstica es mucho más sencilla y puedes hacerlo en tu casa o en casa de cualquier otro amigo.

Normas