La reventa de préstamos liberaría 20.000 millones de crédito a pymes

El IEB espera un auge en las titulizaciones

Un estudio del IEB y Axesor asevera que un mercado de capitales más desarrollado habría proporcionado 90.000 millones en financiación adicional a las empresas europeas.

Sede del Instituto de Estudios Bursátiles.
Sede del Instituto de Estudios Bursátiles.

“Si las titulizaciones de pymes volvieran a reactivarse de forma segura, se obtendrían 20.000 millones de euros de financiación adicional para las empresas”, señala el anuario sobre renta fija y financiación alternativa de 2015 que presentó este jueves el Instituto de Estudios Bursátiles (IEB) y la firma de rating española Axesor.

En este sentido, el documento coincide con algunas de las conclusiones del informe anual que el Banco de España publicó este jueves, señalando que la posibilidad de que la banca empaquete y revenda los créditos que concede a pymes permitiría compartir riesgos y liberar recursos para realizar nuevos préstamos.

“Restaurar un mercado de titulización eficiente en Europa, para lo que es fundamental un mercado secundario líquido, diversificaría tanto las fuentes de financiación como la distribución de los riesgos asociados al sector financiero, al permitir a los inversores institucionales participar de estos riesgos y liberando balance de las entidades financieras”, destacó la autora del informe, Irene de la Peña Cuenca, miembro del departamento de investigación del IEB y economista de la Asociación Hipotecaria Española (AHE).

El mercado de titulizaciones, para el que la banca pide más flexiblidad, ya ha comenzado a reabrirse, asume De la Peña, como demuestra la reciente titulización hipotecaria de UCI, la primera en ocho años.

Más allá de las titulizaciones, el informe del IEB defiende que si los países europeos hubieran tenido los mercados de capitales tan desarrollados como los de EE UU, sus empresas habrían tenido acceso a 90.000 millones de euros de financiación extra durante la crisis, con lo que destacan la necesidad de potenciar la financiación no bancaria.

En paralelo, desde el IEB esperan que en Europa se consolide la experiencia estadounidense del llamado private placement, un mercado de colocaciones privadas a medio camino entre las emisiones de deuda corporativa y los créditos sindicados que permitiría a las empresas obtener financiación a un coste menor que la renta fija y a períodos que alcanzan los 15 años.

Normas