Enmienda la ley concursal tras la petición de la CNMV

El PP blinda los fondos para evitar pulsos como el de Banco Madrid

La seguridad de los fondos de inversión quedará galvanizada

La Ley Concursal redirigirá a la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva

Sede de Banco Madrid.
Sede de Banco Madrid.

El pulso entre la CNMV y la administración concursal de Banco Madrid por liberar el 100% del patrimonio de los fondos de inversión en la entidad en liquidación no se volverá a repetir. Ni ninguno similar. Tras la petición expresa de la CNMV, el PP ha introducido enmiendas en la ley concursal que evitarán debates en la interpretación de la legislación.

El Partido Popular ha aprovechado la tramitación parlamentaria de la ley de segunda oportunidad, actualmente en el Congreso de los Diputados, para introducir dos enmiendas de última hora destinadas a blindar los fondos de inversión, Sicav y planes de pensiones en caso de quiebra de la entidad depositaria.

El objetivo es evitar que en el futuro vuelvan a darse nuevos pulsos como el protagonizado recientemente por la administración concursal de Banco Madrid, que pretendía usar una parte para pagar a los acreedores de la entidad en liquidación, y la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), que defendía la especial protección de la que gozan los instrumentos de inversión colectiva.

Aunque el debate terminó ganándolo la CNMV, que amenazaba ya con acudir al juez, su presidenta, Elvira Rodríguez, propuso públicamente hace una semana un cambio normativo argumentando que “la legislación puede quedar más clara”, evitando así margen para nuevas interpretaciones contrarias en la aplicación de la ley. Estaba en juego, después de todo, la cacareada seguridad de un instrumento clave en el mercado, el de los fondos de inversión, que al ser ajenos al balance de las entidades se considera inmune a la quiebra de estas.

En solo unos días, el partido en el Gobierno ha buscado una solución definitiva al problema introduciendo dos enmiendas específicas –que el PP podría aprobar incluso en solitario dada su mayoría absoluta en la Cámara Baja– a la ley de segunda oportunidad. Aprovechando que esta modifica la Ley Concursal de 2003, las enmiendas dejan negro sobre blanco que “en caso de concurso de determinados tipos de entidades” resultará “legislación especial aplicable” la Ley de Instituciones de Inversión Colectiva de 2014, así como el texto refundido de la Ley de Regulación de los Planes y Fondos de Pensiones de 2002. Es decir, que cuando un concurso de acreedores afecte a una entidad en la que se encuentren depositados este tipo de vehículos la propia ley concursal redirigirá ahora al administrador a la legislación específica de cada instrumento, no dejando lugar a dudas de que gozan de la especial protección desarrollada para cada uno.

En el caso concreto de Banco Madrid, la administración concursal que conforman Legal y Económico Administradores Concursales (Pedro Martín Molina) y Data Concursal (Francisco Vera Vázquez) sostenía que, con la Ley Concursal en la mano, no era posible devolver la parte del dinero de los vehículos de inversión que no estaba invertida y que permanecía en efectivo en cuentas de la entidad en liquidación.

El dinero, por tanto, pasaría a formar parte de la masa concursal que se destina a compensar a los acreedores. De triunfar su tesis, habrían quedado atrapados en el concurso hasta 350 millones de euros de los cerca de 1.600 millones en fondos de inversión y Sicav que había depositados en Banco Madrid, así como otros ocho de los 98 millones en planes de pensiones.

En el futuro, y una vez se apruebe definitivamente la ley de segunda oportunidad con las nuevas enmiendas del PP, esta disyuntiva no se volverá a dar.

Renta 4 liberará los fondos de forma inminente

La odisea de los cerca de 15.000 inversores en alguna de las 21 carteras en las que Banco de Madrid era el depositario está a punto de terminar. Solo falta el empujón final. De forma inminente –la próxima semana, es posible que el mismo lunes– Renta 4 se hará cargo de la gestión de esos fondos de inversión, que cuentan con un patrimonio que roza los 1.000 millones de euros.

El lunes 1 de junio, Cecabank fue nombrado depositario oficial por la CNMV. Eso ocurrió después de que el viernes 29 de mayo los administradores concursales de Banco Madrid claudicaran ante la CNMV y accedieran, en contra de sus intenciones iniciales, a traspasar todo el efectivo de las carteras. Es decir, entre 240 y 350 millones de euros en los fondos y las Sicav, y unos 8 millones más en efectivo de los 98 millones de euros en planes de pensiones que tenía en Banco Madrid la mutua Previsión Sanitaria Nacional (PSN). Fuentes conocedoras de la marcha de este traspasado operación avisan, sin embargo, de que el dinero en efectivo aún no ha sido totalmente transferido.

Cuando Renta 4 tome el control de la gestión, los inversores podrán ordenar un traspaso desde la gestora o comercializador del fondo de inversión al cual deseen traspasar su inversión o dirigirse a Renta 4 y solicitar que les reembolsen todo o parte del dinero;en este último caso, tendrían que abrir una cuenta en la entidad. Cualquier temor queda disuelto una vez que Renta 4 haya asumido el control, pero tanto la gestora como la CNMV están diseñando un plan para afrontar la previsible oleada de reembolsos que puede producirse cuando la operativa vuelva a la normalidad. “El problema está en la fuga de los agentes de Banco Madrid, que mantienen a los clientes de la entidad quebrada. Les solicitarán que traspasen sus posiciones”, explican las fuentes consultadas.

Normas