Cierran las dos franquicias que seguían en Nepal tras el terremoto

Los empleados de ambos establecimientos solicitaban un periodo de tiempo vacacional tras el seísmo

Cierran las dos franquicias que seguían en Nepal tras el terremoto

Pizza Hut y Kentucky Fried Chicken (KFC), las dos únicas franquicias presentes en Nepal, han cerrado indefinidamente por razones laborales. En concreto, ninguna de las marcas ha conseguido llegar a un acuerdo con sus trabajadores, que pedían un periodo de descanso adicional por las consecuencias derivadas del seísmo del mes de abril.

Este terremoto dejó más de 8.700 muertos, motivo por el cual las direcciones de estas empresas redujeron el horario de apertura de sus restaurantes. Sin embargo, los empleados pidieron un cierre temporal de los mismos, alegando que requerían un periodo vacacional para ayudar a sus familias tras perder sus casas.

Finalmente, el 13 de mayo la situación derivó en el cierre indefinido de ambas franquicias. De hecho, tal y como señalan fuentes de las compañías, estas han tenido pérdidas a raíz del macabro hecho de la naturaleza. A ellas se sumó el hecho de que los empleados apalearan a uno de los gerentes, motivo que funcionó como piedra de toque en el cierre de los establecimientos, dada la preocupación que surgió acerca de la seguridad.

Cierre unilateral

Por su parte, los trabajadores han pedido la reapertura de los locales lo antes posible. De hecho, según fuentes sindicales, la dirección de las dos franquicias ha decidido cerrar unilateralmente los negocios, para quienes los argumentos esgrimidos en torno a la finalización de ambas actividades no son válidos.

 Devyani International abrió los primeros KFC y Pizza Hut en Katmandú en 2009 y, tras el éxito obtenido, inauguró en la ciudad otros restaurantes de esas franquicias cuatro años más tarde, que en total contaban con 155 empleados.

Normas