Mercado de 9.241 millones de euros

Las ‘big pharma’ lideran los superventas en las farmacias

El paracetamol es lo más dispensado, pero los fármacos ‘blockbusters’ los encabezan Pfizer y Sanofi

Las ‘big pharma’ lideran los superventas en las farmacias Ampliar foto

La ansiedad, el dolor neuropático y la epilepsia. Ese es el uso habitual de Lyrica de Pfizer, el medicamento que más recauda en las farmacias españolas. No es el que más unidades vende, pero sí, por su precio medio (34,81 euros), el que más hace ingresar al laboratorio entre los fármacos con receta médica en España.

Lyrica, del laboratorio estadounidense, recaudó en las farmacias 165,2 millones de euros en el último año, con datos hasta el primer trimestre de 2015, según la consultora especializada IMS Health. Aún así, en el último año, este medicamento cedió un 7,6% de ingresos por la pérdida de patente.

“Aunque no ha generado una excesiva pérdida de cuota frente a las alternativas genéricas, ha visto su facturación directamente impactada por la entrada en precios de referencia”, explica Marta González, directora de consultoría de IMS Health. Esto ocurre porque al perder los derechos de patente, el precio del medicamento cae hasta el mismo que sus equivalentes genéricos.

Tras Lyrica, la terapia que más vende es Lantus, de Sanofi, una insulina que se comercializó por valor de 151 millones. En este caso, las ventas de este inyectable contra la diabetes son las segundas que más crecieron en los últimos 12 meses. Lideró el ascenso la marca Duodart, del laboratorio británico GSK, indicado para la hipertrofia benigna de próstata. “En el caso de Lantus y Duodart las prevalencias para las patologías indicadas van en aumento como consecuencia del envejecimiento de la población y otros factores de riesgo asociados al estilo de vida actual”, asevera González.

Del laboratorio francés Sanofi también corresponde el tercer medicamento de marca que más dinero aporta, en este caso el antitrombótico Clexane, que también tuvo un incremento del 3,6% en los últimos 12 meses.

Entre los 10 medicamentos de marca que más ingresan gracias a las ventas con receta en farmacia no hay ninguno de laboratorios españoles. El ranking está encabezado por compañías multinacionales extranjeras: Pfizer, Sanofi, GSK, Janssen, Boehringer Ingelheim, AstraZeneca y la japonesa Otsuka. El más evidente motivo es que estas big pharma son las compañías que consiguen lanzar al mercado los fármacos innovadores, tras años de investigación y una inversión que suele superar los 1.000 millones.

Dos cajas paracetamol por persona

El principio activo más comercializado, en unidades, es el paracetamol. Se venden 90,7 millones de envases de este fármaco en las farmacias, lo que significa que cada español consume casi dos cajas de estas pastillas al año.

La siguen el protector gástrico omeprazol, y el antiinflamatorio y antipirético ibuprofeno, según la consultora IMS Health, con datos interanuales hasta marzo de este año.

Según la encuesta anual del Ministerio de Sanidad, con cifras de 2013, es el omeprazol el medicamento más vendido en unidades, seguido de paracetamol y de la simvastatina, que se usa para reducir los niveles de colesterol en sangre.

Con los datos de IMS Health, de uno de los medicamentos más conocidos, el ácido acetilsalicílico (que incluye la Aspirina de Bayer), se vendieron 34,8 millones de envases. Entre lo más comercializado también se encuentra una antibiótico: la amoxicilina.

Respecto al principio activo que más ingresos genera es la metformina (para la diabetes), con 281 millones de euros, seguido de la hidroclorotizida, para la tensión anterial, con 260 millones.

De hecho, estos fármacos con receta cuentan con precios suficientemente altos para que las compañías tengan los retornos suficientes. Por eso, durante una década las patentes protegen los ingresos de estos medicamentos de marca.

En el top 10, el medicamento más caro que se dispensa en farmacias es Xeplion, de la compañía estadounidense Janssen (filial de Johnson & Johnson). Esta terapia está indicada para el tratamiento de la esquizofrenia. En el resto de productos de este ranking, el coste se mueve entre los 35 y los 80 euros. Es el caso de Lantus, por ejemplo, con un coste para las arcas públicas de 76,88 euros, y de Clexane, de 78,89 euros.

Entre los medicamentos más vendidos se encuentran dos fármacos para enfermedades respiratorias, como son Seretide, de GSK, que vende 120,5 millones de euros, y Spiriva, por el que el laboratorio alemán Boehringer ingresó 111,8 millones. Aunque precisamente esta terapia fue la que una mayor caída sufrió el pasado año, debido a la pérdida de patente.

“En el caso de otros productos del mercado respiratorio como Seretide, Spiriva o Symbicort, la pérdida de ingresos se debe al lanzamiento de nuevas alternativas terapéuticas, así como medicamentos de igual principio activo lanzados por compañías de genéricos, que atacan al mismo nicho de paciente”, detalla la responsable de IMS Health.

Los laboratorios españoles solo consiguen destacar en el caso del ranking por unidades vendidas, no en euros, ya que las compañías nacionales que aparecen son de genéricos y viven de las ventas de grandes volúmenes con pequeños márgenes. Es el caso del paracetamol de Kern y de Cinfa y el ibuprofeno de Kern.

La compañía catalana Kern distribuye en España 9,9 millones de envases de paracetamol y 7,2 millones de ibuprofeno. En el caso del laboratorio navarro Cinfa, comercializa 7,4 millones de cajas de su paracetamol.

Igualmente, Sandoz coloca su metformina entre lo más comercializado, con un 21% de incremento. Esta terapia es la que primero se utiliza con pacientes de diabetes, una enfermedad en aumento por los estilos de vida no saludables y por el envejecimiento de la población.

Sin embargo, el líder en ventas de envases es el medicamento Adiro, un antitrombótico conocido por ciudadanos con problemas cardiacos. Este medicamento es de Bayer y aunque ya perdió su patente, la venta a precio menor permite que siga vendiendo 17,5 millones de unidades. “Adiro es un producto de uso crónico con gran volumen de pacientes. El producto líder del que hablamos es el genérico, que actualmente está canibalizando las ventas del original y que lleva sólo dos años en el mercado”, cuenta González.

Le siguen otros de los grandes conocidos de los botiquines de todo hogar, el Nolotil de Boehringer Ingelheim, que se utiliza contra la fiebre y como analgésico.

Otro analgésico y en este caso antiinflamatorio, Enantyum (de Menarini), también entra en la clasificación, igual que el opioide Zaldiar, de Grünental. Por último, en el puesto décimo se encuentra Ventolín, un dilatador de las vías respiratorias que se utiliza frente al asma, fabricado por GSK, y que comercializa 6,8 millones de envases.

Un mercado sin crecimiento

En el último año, según los datos de IMS Health, las ventas de medicamentos en farmacia prácticamente se han mantenido. El total ascendió a 9.241 millones de euros, un 0,1% menor que hace un año, con datos del primer trimestre de 2015.

Esto se debe al estricto control del gasto por parte del Gobierno y comunidades autónomas, con diversos decretos y descuentos introducidos. En unidades, el mercado creció muy ligeramente, en un 0,8%.

“Nuestras perspectiva es que el mercado farmacéutico total crezca un 1,6% en 2016 y en concreto el mercado retail un 0,8% siendo tasas superiores a los últimos años”, señala Marta González, responsable de consultoría de IMS Health.

Respecto a las compañías que más vendieron en 2014 en las boticas, Novartis alcanzó el liderato, con 584 millones. Tras la compañía suiza se sitúan Pfizer, Sanofi, GSK, Merck, Johnson & Johnson y la catalana Esteve.

Normas