Aprobada la venta de la participación de Bankia

Slim controla ya el 61% de Realia y frena la opa de Hispania

Hacienda aprueba a Bankia la venta del 24,5% de la inmobiliaria por 44,5 millones

Se suma a la opa que el magnate mexicano ha realizado sobre la compañía

Torre de Realia.
Torre de Realia.

Hacienda dio ayer la autorización a la operación de venta del 24,5% en manos de Bankia. El banco necesitaba el trámite, al estar controlado por el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria, para ejecutar el traspaso de las acciones a Inmobiliaria Carso, el brazo promotor de Carlos Slim.

El magnate mexicano se hace así con el 61,3% de Realia, ya que controla indirectamente el 36,8% del paquete en manos de FCC. A su vez, Slim es el principal accionista de referencia de la constructora. La venta allana el camino para que el segundo hombre más rico del mundo se haga con el 100% de la inmobiliaria madrileña.

La operación se ha cerrado por 44,5 millones de euros, lo que supone unas plusvalías netas para Bankia de 9,6 millones de euros, según informó la entidad a la CNMV.

Bankia se protege ante una mejora en la opa de Carso

Bankia se asegura en el acuerdo con Inmobiliaria Carso que si en el curso de la opa sobre Realia, la compañía mexicana decide mejorar su oferta, repercutirá en el precio que ha pagado a la entidad madrileña.

El precio que Slim ha pagado a Bankia por su parte en la inmobiliaria es el mismo que ofrece en la opa, esto es, de 0,58 euros por acción. Este precio es un 15,3% inferior al de 0,685 euros por título al que Realia cerró ayer su cotización. Por la operación, Bankia ha recibido 9,6 millones de euros de plusvalías, pero podría mejorarlas si finalmente Carso decide subir su puja. Bankia heredó esta participación de Caja Madrid, ya que Realia surgió de una fusión en el año 2000 entre las inmobiliarias de la antigua caja madrileña y de la de FCC.

Realia cuenta con una división de patrimonio para el alquiler que suma 419.000 m2, valorada en 1.850 millones, e integrada por edificios de oficinas y varios centros comerciales. Entre ellos sobresale una de las Torres Kio de Plaza de Castilla de Madrid. No obstante, la compañía aún cuenta con un residual negocio de promoción de vivienda y suelo, que comprende una cartera de 1,87 millones de metros cuadrados.

Sobre Realia hay actualmente dos opas en curso, una de la Socimi Hispania y otra del propio Slim por el 100% de la compañía.

La primera la presentó Hispania, a un precio de 0,49 euros la acción. El consejo de administración de la inmobiliaria rechazó en marzo esa oferta de la Socimi participada por George Soros, que valoraba la compañía en 150,61 millones de euros, al considerar que la contraprestación ofrecida no era razonable. Además, había condicionado su interés solo si llegaba a controlar al menos el 55% de Realia, por lo que ahora se le cierra ese camino.

La firma mexicana, por su parte, toma esta participación mientras está pendiente de que la CNMV apruebe la opa que lanzó en marzo a un precio de 0,58 por acción. Una vez que se autorice esta operación, se abrirá un plazo de aceptación conjunto para las dos ofertas.

Slim manifestó su interés por la inmobiliaria poco después de que a finales de 2014 se convirtiera en primer accionista del FCC. La constructora paralizó entonces el proceso de venta que tenía abierto de su 36,8% de Realia, en cuyo consejo el magnate sienta ya a un representante.

En su notificación de la opa, Slim adelantó que su objetivo es controlar Realia y sanearla para que “desarrolle plenamente las oportunidades que tiene a su alcance como empresa referente del sector”, que seguirá cotizando en Bolsa. Realia refinanció a finales de 2013 una deuda de 792 millones en su actividad de promoción, ampliando el plazo de amortización hasta junio de 2016.

Normas