Cómo debe oler tu comercio para vender más

Una ingeniería química nos detalla las últimas tendencias en marketing olfativo para el sector de la moda

Cómo debe oler tu comercio para vender más

El marketing olfativo cada día tiene una mayor presencia en el mundo de la ventas. A todo el mundo le agrada entrar en una tienda y encontrarse con un olor agradable, que le traiga buenos recuerdos. La utilización de un perfume adecuado por parte de los propietarios de estos negocios puede aumentar las ventas. Cuando el aroma resulta agradable, los clientes pasarán más tiempo dentro de la tienda porque se encuentra a gusto y las posibilidades de que adquieran algo se multiplican. La ingeniería química de Sandir, Sandra Iruela, nos explica cuáles son las últimas tendencias en el marketing olfativo dentro del mundo de la moda.

El típico spray que se utilizaba antes ha dejado paso a la nebulización, que permite que la fragancia aguante más tiempo en el ambiente ya que las partículas son más pequeñas y se evita su precipitación hacia el suelo tan rápido. El aroma del perfume se detectará de una manera muy fácil porque estará a la altura de nuestra nariz.

En el sector textil infantil predominan las fragancias de fresa, vainilla y algodón de azúcar. Así lo demuestran los estudios realizados por la compañía experta en fragancias Sandir. En distintos talleres organizados con niños se comprobó como estos se decantan por las fragancias más dulces en lugar de los ácidos o cítricos. Los niños se sentirán más a gusto en las tiendas aunque finalmente sean las madres las que compren.

Por su parte, en los establecimientos de moda joven destacan por encima de los demás los olores cítricos y frescos, pero también los dulces como gourmand o los que huelen a vainilla. En las tiendas de moda clásica debe imperar una mezcla que combine el toque floral con la madera y un fondo musk. También existen diferencias entre los negocios del norte y del sur de España. Los primeros apuestan por las fragancias dulces que aportan las moras y los frutos rojos, mientras que en el sur abunda el cítrico, con el petigren y la flor de naranjo como protagonistas.

En las zapaterías atrae mucho el olor a zapato nuevo. Existe la posibilidad de reforzar esa fragancia con notas sofisticadas de maderas y piel para crear un ambiente más acorde al espacio.

Normas