Venta online y ecoetiquetado

Nuevas posibilidades de ahorro energético en la cocina

Nuevas posibilidades de ahorro energético en la cocina

El primer punto para la eficiencia energética está en el conocimiento de gastos y desde este año tenemos una herramienta más con la entrada en vigor de las medidas de eficiencia energética encaminadas al ahorro energético de productos relacionados con los hogares europeos. La entrada en vigor de las directrices de eficiencia energética que actúan sobre productos del hogar era una necesidad para paliar un desorden energético en la venta online y en los aparatos más comunes que podemos encontrar en nuestras viviendas, el resultado tener una herramienta para ahorrar energía.

Hasta ahora, los productos que podíamos encontrar en venta online sólo mostraban en su mayoría la clase de etiqueta energética que más interesaba –por ejemplo, Clase A-. Desde el 2015 tienen que introducir la subclase, ya que hay una enorme diferencia entre por ejemplo un A+ a un A++ o a un A+++.

Con este nuevo reglamento de etiquetado energético para venta de productos online se sustituyen todos los requisitos anteriores, se tendrán que mostrar la etiqueta energética en su totalidad y ser legible. Además se obliga a que esta etiqueta se muestre cercana al precio en venta, tal y como ya es el caso de los productos que encontramos en las tiendas físicas. Además, a partir de finales de septiembre de 2015 la medida se aplicará también a los calentadores de agua y aparatos de aire acondicionado.

Mejoras en ecodiseño y etiquetado

Además de esta importante mejora en la cada vez más influyente compra online, desde febrero de 2015 también se ha mejorado también la eficiencia en ecodiseño y ecoetiquetados de diferentes equipos y menaje de nuestras cocinas.

El primer rango de mejoras lo encontramos en el diseño y fabricación de cocinas y hornos, ya sean eléctricos o de gas, y de campanas extractoras. Con ello se busca mejorar la eficiencia energética de los productos para que los consumidores puedan elegir los más eficientes, facilitar mayor información a los consumidores sobre el gasto de los equipos, necesaria a la hora de tomar una decisión y específicamente para las campanas extractoras, mejorar su funcionamiento y operatividad añadiendo modos de bajo consumo. Como la aplicación comenzó en febrero es probable que aún encontremos en comercios muchos productos sin este procedimiento de etiquetado, pero cada vez se irán imponiendo más.

Pequeños consejos

Desde este conocimiento del gasto podemos diseñar nuestra política de ahorro en la cocina, siempre teniendo en cuenta una serie de consejos de gran utilidad:

  • Dejar que se enfríen los alimentos antes de meterlos en la nevera o congelador.
  • Tener lavadoras y lavavajillas de carga variable o en su defecto usarlos cuando estén completamente llenos
  • Abrir lo menos posible los electrodomésticos en funcionamiento. En el caso de carga o descarga de frigorífico y congelador que sean lo más rápida posible y si usamos el horno no abrirlo en funcionamiento, ya que perderá la temperatura conseguida.
  • Ajustar el menaje (ollas, sartenes…) al tamaño de cada fuego para evitar pérdidas de temperatura
Normas