El análisis de Axesor

GAM: prueba de fuego del proyecto Phoenix

La banca española ha ideado el proyecto Phoenix, en referencia al ave mitológica que resurge de sus cenizas, con el objetivo de salvar a empresas con un negocio viable, pero que tienen un volumen de deuda insostenible. Ese es precisamente el caso de la empresa asturiana General de Alquiler de Maquinaria, GAM, que ha logrado poner de acuerdo a 11 entidades bancarias para refinanciar una deuda de 272 millones de euros y hacerse con el control del 75% del capital social de la compañía. El resultado que arroje la operación de GAM definirá si una iniciativa del calado de Phoenix (liderada por Santander, BBVA, CaixaBank, Sabadell y Popular) sale adelante o no.

 GAM es la empresa líder en España en la gestión integral de maquinaria para la construcción y el mantenimiento de infraestructuras. Su presencia en 14 países de Europa, América Latina, norte de África y golfo Pérsico la dota de una posición competitiva media-alta, pero caracterizada hasta ahora por unas pérdidas constantes y un volumen de deuda financiera insostenible. El rating otorgado por Axesor es de CC, pero en el momento que se ponga en práctica el acuerdo del proyecto Phoenix, es probable que haya un impacto positivo en el rating.

Al cierre del 31 de diciembre de 2014, la cuenta de pérdidas y ganancias consolidada arrojó un resultado negativo de 28,566 millones de euros (el resultado del ejercicio 2013 fue de unas pérdidas de 17,314 millones de euros); solo la partida de gastos financieros supuso un desembolso de 19,509 millones de euros; los ingresos se situaron en 103,86 millones de euros, un retroceso del 16,26%.

El resultado de explotación da unas pérdidas de 18,89 millones, frente a los 27,88 millones del ejercicio anterior, lo que indica que se consiguieron contener las pérdidas operativas, si bien aumentó con fuerza la partida de gastos financieros, vinculada a la deuda.

GAM está embarcada en un proceso de conversión de bonos en capital (precisamente, los acuerdos enmarcados en Phoenix contemplan la capitalización de 95 millones de euros de la deuda), que está derivando en sucesivas ampliaciones, como la que fue admitida a cotización el pasado 28 de mayo de 9,198 millones de nuevas acciones por un valor nominal de 0,10 euros por título.

GAM cotiza actualmente en el entorno de los 0,3 euros. Esta empresa debutó en Bolsa en junio del año 2006 y su primer precio de intercambio fue entonces de 7,89 euros por acción. Con un modelo de negocio totalmente vinculado a la actividad de los sectores de construcción e inmobiliario, la empresa se ha visto directamente golpeada por los efectos de la crisis. Esto ha derivado en una situación patrimonial grave, destrucción constante de tesorería, dificultades en el comportamiento de la venta interna y también en el de la venta externa, ante la necesidad de acometer una desinversión de activos para poder ejecutar el plan de reducción de endeudamiento. Con todo, la compañía logró limitar al 1% la caída en la comparativa interanual de la cifra de negocio en el primer trimestre de 2015, situándose en 25,86 millones de euros, mientras que las pérdidas en las que se incurrió en el resultado de explotación se redujeron un 24% y ascendieron a 4,221 millones.

Más allá del reforzamiento de la estructura de capital que pueda resultar de la ejecución del proyecto Phoenix, GAM también está llevando adelante algunas acciones operativas, como la reanudación de su línea de negocios de eventos, con una inversión de dos millones de euros, y la obtención por parte de la plataforma Repro de la certificación como proveedor homologado para el sector de obras públicas. En esta plataforma están representadas empresas como Repsol, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, Endesa y Acciona, entre otras.

 

Normas
Entra en El País para participar