Quiere desprenderse de la financiera de consumo de Pastor

Popular pone a la venta inmuebles por 450 millones

Ángel Ron, presidente de Banco Popular
Ángel Ron, presidente de Banco Popular

El Banco Popular ha decidido aprovechar el apetito inversor que ya se nota en el mercado para poner a la venta una cartera de inmuebles de unos 450 millones, al tiempo que intenta desprenderse de la financiera de consumo que recibió al comprar el Banco Pastor, por casi 22 millones de euros.

El grupo que preside Ángel Ron prevé cerrar antes del verano la venta de la cartera inmobiliaria, que incluye 1.473 pisos en Madrid, Barcelona, Toledo y la Costa del Sol, además de suelo en distintas regiones y más de una docena de hoteles, han explicado a Efe fuentes próximas a la operación.

En paralelo, el Banco Popular irá sondeando el interés del mercado por la financiera del Banco Pastor, especializada en créditos al consumo en comercios, con el fin de decidir la fórmula ideal para vender la compañía.

Y es que la entidad financiera podría optar una vez más por crear una alianza con un socio, que tendría la mayoría del accionariado de la nueva compañía, pero que permitiría a Popular participar en la sociedad y liberar capital al perder el control de la financiera.

No sería la primera vez que el grupo emplea esta estrategia, pues tras comprar el negocio de tarjetas y consumo de Citi en España e incorporarlo a su filial en internet, el año pasado, Popular revendió el 51 % de Bancopopular-e al fondo norteamericano Värde Partners.

Sin embargo, al margen de estas ventas puntuales, la entidad ha destacado más por su papel comprado a lo largo de los últimos años.

Haciendo un poco de historia, el hambre compradora se desató poco antes de que estallara la crisis, en noviembre de 2007, cuando la entidad se hizo con el 100 % del banco estadounidense con sede en Florida Totalbank, por 204 millones de euros.

En junio de 2010, el Popular anunció la creación de un banco junto con la entidad francesa Credit Mutuel, y para ello realizó una ampliación de capital en noviembre de ese mismo año.

La nueva entidad se puso en marcha en marzo de 2011, bajo el nombre de Allianz Popular.

Y ese mismo año, en octubre, llegaría una de las adquisiciones más sonadas hechas por el Popular en los últimos años, la de la centenaria entidad gallega Banco Pastor, cuya financiera de consumo es la que ahora quiere vender.

Pero no fue hasta 2013 cuando la entidad anunció su plan de crecimiento internacional, con el que prevé obtener a medio plazo aproximadamente el 30 % de su beneficio en el exterior.

El plan se puso en marcha en septiembre del año pasado, cuando anunció la adquisición del 24,99 % en el Grupo Financiero Mexicano BX+, por 101 millones de euros.

Esta alianza incluye la apertura de 50 sucursales en México en los próximos dos años y se enmarca con el plan de expansión del banco mexicano, que contempla, junto a Popular, triplicar el volumen de negocio en los próximos cinco años.

Y la historia no acabará en México, ya que según anunció Ron recientemente el Popular está dispuesto a hacer nuevas compras en Estados Unidos, concretamente en Florida, y en México.

La entidad seguirá buscando oportunidades de compra en Florida, aunque sin prisas, porque están muy satisfechos con la evolución del TotalBank, que, sin embargo, con 19 oficinas y unos 2.000 millones de dólares en activos tiene una dimensión muy pequeña “para lo que es el Popular”.

En México están en una fase más inicial, tras una primera inversión de 100 millones de euros (107 millones de dólares) para poner en marcha el proyecto de BX+.

Y en Europa tampoco descartó futuras compras, aunque de momento están muy enfocados en el mercado español, donde este año tienen claro que van a crecer “en cuota, en pymes y en consumo”, dijo.

En la actualidad, el Popular solo posee en torno al 6 % de sus activos fuera de España, con más de 200 sucursales en Portugal y su presencia en Miami

Normas