Confía en la aportación de proyectos concesionales en próximos trimestres

Isolux Corsán pierde 32 millones hasta marzo

Eleva su cartera un 16%, hasta los 7.651 millones, con un 88% procedente del exterior

Luis Delso, presidente de Isolux Corsán.
Luis Delso, presidente de Isolux Corsán.

El séptimo grupo español de infraestructuras, Isolux Corsán, ha cerrado el primer trimestre con unas pérdidas de 32 millones de euros, en comparación con la franca recuperación de otras firmas del sector que venían de ejecutar duros saneamientos, como FCC y Sacyr. La compañía que preside Luis Delso perdía 18,6 millones hace 12 meses y achaca en buena parte los números rojos crecientes "al efecto no recurrente derivado del menor resultado de determinadas autopistas concesionales, lo cual es habitual durante el periodo previo a la puesta en operación", cita en un comunicado. Además, han crecido los costes operativos, de 427 a 443 milones, y la caja generada por las actividades también es negativa, en 26 millones.

Las pérdidas, que Isolux confía en remontar con una mayor aportación de sus concesiones en próximos trimestres, llega al tiempo que fue frenada la salida a Bolsa de la compañía el pasado mes de abril, a la vista de que la demanda y precio no cubría las expectativas de la compañía. Esta pretendía captar unos 600 millones de euros y trata ahora de desconsolidar deuda dejando en manos de su socio en concesiones PSP las nueve autopistas de Isolux Infrastructure, y arrancando la venta de activos en transmisión y generación de energía. De forma paralela, la empresa acumula cierto retraso en la refinanciación de unos 700 millones de deuda de su filial de renovables T-Solar, aunque también está esperanzada con un cierre en positivo en los dos próximos meses.

Ligera subida en la deuda

Isolux ha incrementado la deuda con recurso en 100 millones, hasta los 1.648 millones, y en 200 millones la que cuelga de los proyectos, que suma otros 3.688 millones. De esta última consolida 231 millones de euros. La posición de caja del grupo es de 682 millones, lo que deja la deuda neta, excluídas las concesiones, en 966 millones.

De la citada deuda neta de 1.648 millones, 716 millones vencen entre el presente 2015 y el ejercicio 2017. Otros 871 millones tienen fecha de amortización de 2020 en adelante.

Las ventas de Isolux hasta marzo son de 449 millones, lo que supone un alza del 2,4% respecto al mismo periodo de 2014. La empresa achaca este pequeño incremento a la aplicación de ajustes en método de consolidación tras la aplicación de la norma contable IFRS 11 sobre acuerdos conjuntos. De hecho, asegura que sin ese efecto sus ventas se alzarían hasta los 637 millones, lo que supondría un alza del 14%.

El ebitda declarado se queda en 32 millones, con un incremento del 8%. Y la cartera de contratos, que es el aspecto más destacado por la empresa, suma un 16% sobre la cifra de hace un año, marcando ahora 7.661 millones. El proceso de internacionalización acometido en los últimos años hace que el 88% de esa reserva de negocio por ejecutar proceda de fuera de España. Un año atrás la cartera local suponía el 26% del total.

Normas