Condicionará su apoyo a la investidura como en Andalucía

Podemos cortará el paso al PSOE en Baleares y Valencia

Iglesias reconoce sentirse más cercano a Mónica Oltra que a Ximo Puig

Confirma que se presentará a las generales bajo la marca de Podemos

Los buenos resultados obtenidos por Podemos en las elecciones autonómicas les van a convertir en la llave necesaria para que los socialistas abran la puerta de al menos cinco gobiernos (Extremadura, Asturias, Castilla-La Mancha, Comunidad Valenciana y Baleares).

El contexto, sin embargo, es diferente: en las tres primeras, las dos únicas fuerzas de izquierda que han sacado representación parlamentaria han sido el PSOE y Podemos, con lo que tanto Guillermo Fernández Vara en Extremadura, Javier Fernández en Asturias y Emiliano García Page en Castilla-La Mancha) tendrán que plegarse a las condiciones que imponga Podemos para votar su investidura. "Nunca vamos a entrar en un gobierno presidido por un socialista", ha apuntado el secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, en un multitudinaria rueda de prensa celebrada esta mañana, en clara alusión que la única opción que ofrecen es un apoyo condicionado a la investidura. "Nuestro apoyo pasa por suscribir un pacto anticorrupción y el rescate ciudadano", ha apuntado Iglesias, en clara alusión a lass duras negociaciones que todavía mantienen con Susana Díaz en Andalucía para apoyar su investidura. La representante de Podemos en Andalucía, Teresa Rodríguez, ha establecido tres condiciones sin las cuales no apoyará la investidura de Díaz: tolerancia cero con la corrupción, readmisión de médicos y profesores despedidos y que la administración autonómica no contratará con la banca que permite desahucios.

La situación de los otros dos gobiernos (Comunidad Valenciana y Baleares) es radicalmente diferente, tal y como ha precisado Pablo Iglesias en la rueda de prensa. En ambas comunidades, la formación de izquierdas más votada han sido los socialistas, con un 20,3% de los votos en la Comunidad Valenciana y un 18,9% en Baleares. Al margen de Podemos, que ha obtenido el 11,23% y el 14,69% en ambas comunidades, también han surgido otras formaciones cercanas ideológicamente a Podemos, como Compromis en la Comunidad Valenciana (18,19% de los votos) y Mes en Baleares (13,8% de los votos). Y la confluencia de esas formaciones con la dirigida por Iglesias puede hacer saltar por el aire el supuesto pacto que los socialistas ya vendían para gobernar esas comunidades. Iglesias lo ha dejado claro: "El tono y las posibilidades con Mes o Compromis es más amplio, pero eso tan solo que tenemos un posición más abierta respecto al diálogo", ha señado. Preguntado por las críticas del candidato socialista de la Comunidad Valenciana, Ximo Puig, sobre que pudiera condicionar alguién desde Madrid un gobierno autonómico, ha sido rotundo. "Yo no decido nada, pero si opino. No vamos a entrar en ningún gobierno que presida un socialista y hay más posibilidades de acuerdo con Compromis, pero todavía es pronto para establecer una geometría electoral.", señaló.

Iglesias ha avanzado que se reunirá la próxima semana con el secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, para tratar todos los asuntos que han surgido tras las elecciones del 24M. " Ahora Pedro Sánchez me llama y antes no me llamaba. Es revelador de que la relación ha cambiado y eso nos sitúa en una posición de exigencia. El tono que emplean ahora y el que usaban antes es muy diferente", ha apuntado.

Normas