Cuatro sencillos pasos para no tener "sustos"
Cuatro consejos para que no te estafen al comprar un iPhone 6 de segunda mano

Cuatro consejos para que no te estafen al comprar un iPhone 6 de segunda mano

El iPhone 6 y, por supuesto, el iPhone 6 Plus son algunos de los terminales más deseados y, últimamente, comprados por los usuarios. Aunque España es, eminentemente, territorio Android, los terminales de Apple siguen teniendo su público y son, eso sí, los reyes de la segunda mano ya que no pierden su valor tan rápidamente como otras propuestas.

Es por ello que aunque no es la norma, nos podemos encontrar con la picaresca habitual por algunos "listillos" que tratan de danos gato por liebre con estos terminales usados. Y es que con cuatro detalles podemos descubrir si el terminal que estamos a punto de adquirir tiene alguna "sorpresa" más allá de sus propias cualidades.

El primer detalla que hay que comprobar es si se trata de un iPhone 6 GSM. Aunque en España no hay diferencia de redes, en otros países como EE.UU. hay redes GSM y CDMA. En este caso, son los modelos A1548, A1522, A1586 y A1524 los que hay que evitar porque son CDMA mientras que con los que no tendremos ningún problema serán los A1549, A1522, A1586 y A1524 que son GSM.

Además, hay que tener también en cuenta si han sido activados en algún operador (dentro o fuera de España) por lo que quizás aún siendo nuestro modelo no nos admita nuestra tarjeta SIM. La mejor forma de comprobarlo, si tenemos el producto en nuestras manos, es ponerle nuestra tarjeta SIM para ver si funciona o, con el número IMEI, podemos consultarlo llamando a nuestro operador para ver si es posible activarlo en nuestra cuenta.

El siguiente paso es comprobar que no es un producto robado. Para ello, Apple pone a disposición de los usuarios la herramienta Activation Lock Status. Necesitaremos el IMEI del dispositivo o su número de serie (que está en la carcasa impreso) para poder consultarlo.

Finalmente, está la inspección de posibles fallos, y en concreto de los menos evidentes. En el caso del iPhone 6 y 6 Plus, en la ranura de la tarjeta SIM hay un "chivato" que estará en color rojo si el terminal ha tenido contacto con líquidos. Por otra parte, también es recomendable probar el puerto minijack con unos auriculares así como poner música en el altavoz, para ver si está dañado, así como buscar en la pantalla algún pixel muerto, lo que podremos hacer entrando en la web iPhone Dead Pixel Test.

Si el equipo que tenemos en las manos pasa todas estas pruebas, podemos estar seguro de que no tendremos problemas, como suele ser la mayoría de las ocasiones, y que estamos comprando un producto de segunda mano pero en perfectas condiciones de uso.

Normas