La nueva legislación hará que estas emisiones absorban pérdidas si hay liquidación

La banca prevé que la nueva legislación encarezca la deuda senior

La nueva normativa TLAC evitará que el contribuyente asuma el coste de las resoluciones bancarias.

En Alemania, el coste de la deuda senior se ha elevado en unos 15 a 20 puntos básicos.

Vista de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFEArchivo
Vista de la sede del Banco Central Europeo (BCE) en Fráncfort (Alemania). EFE/Archivo EFE

Las reglas del juego van cambiar en breve para la llamada deuda senior, la más segura que emiten las entidades financieras y la que antes se cobra en caso de quiebra. Desde el próximo 1 de enero, y como consecuencia de la enésima vuelta de tuerca a la regulación financiera comunitaria, la deuda senior será susceptible de asumir pérdidas en caso de resolución de una entidad, con lo que el sector prevé que su coste se eleve.

Las novedades llegarán, en concreto, el próximo 1 de enero cuando está previsto que comience a adaptarse la nueva legislación TLAC que básicamente rige la capacidad de absorción de pérdidas por parte de la banca para evitar que sean los contribuyentes quienes rescaten a las entidades en caso de quiebra.

El nuevo modelo, que estará plenamente en vigor en 2019, establece que en caso de reestructuración o resolución de una entidad financiera los primeros en pagar serán los accionistas, luego responderán los tenedores de deuda subordinada y, si fuera necesario, se absorberían también las pérdidas con deuda senior. El objetivo es que, salvaguardando los depósitos de los particulares, el grueso de la factura de los futuros rescates corra a cuenta de las propias entidades.

De hecho, si tampoco con estas emisiones bastara (una vez utilizado el 8% del total del pasivo) no serían los contribuyentes quienes actuarían si no el nuevo fondo de resolución europeo. Este comenzará a ser alimentado por la banca española este otoño, y progresivamente mutualizado a nivel comunitario desde el año próximo, con el objetivo de alcanzar unos 55.000 millones de euros para 2023.

Las nuevas características de la deuda senior de la banca europea, reconocen desde el sector financiero español, supondrá previsiblemente un encarecimiento del cupón que pagan las entidades por emitirla. En Alemania, ilustran, el sobrecoste que vienen sufriendo ya las nuevas emisiones se sitúa entre los 15 y los 20 puntos básicos.

Aunque la cifra no es demasiado elevada, en el sector aclaran que el impacto vendrá por el volumen, ya que las entidades comenzarán a realizar más emisiones de este tipo para aumentar el colchón del que disponen en caso de resolución tal y como les exigen las autoridades. En paralelo, esta vulnerabilidad de la deuda senior deberá ser incluida obligatoriamente en los folletos de emisión desde 2016.

 

 

Normas