El Ibex se deja un 0,72% al cierre

El Ibex pierde los 11.300 puntos por Wall Street

El euro se deprecia hasta los 1,089 dólares

Constructoras y 'utilities" siguen castigadas tras las elecciones

Un agente de bolsa trabaja con un panel del índice DAX en la Bolsa de Fráncfort, Alemania.
Un agente de bolsa trabaja con un panel del índice DAX en la Bolsa de Fráncfort, Alemania. EFE

Los inversores han mirado hoy más a Atenas y Nueva York que a Madrid o Barcelona. En la jornada de hoy, ya con las Bolsas de Gran Bretaña, Estados Unidos y Alemania abiertas, el mercado se ha movido más por las novedades sobre la situación financiera griega y por las caídas en Wall Street motivadas por la apreciación del dólar que por la resaca electoral española y el auge de partidos emergentes en las grandes ciudades. El Ibex cede un 0,73% hasta los 11.240,3 puntos, mínimo desde inicios de mayo, en línea con el resto de Bolsas europeas.

Esta vez el Dax alemán es el peor de los índices del Viejo Continente. La Bolsa germana estuvo cerrada ayer y hoy, tras una apertura ligeramente alcista en la que el índice ha chocado contra resistencias técnicas, acaba cayendo un 1,8%.

De vuelta al Ibex, las 'utilities’ y constructoras siguen cayendo. El castigo de los inversores a las empresas que más pueden sufrir por la irrupción de partidos emergentes tras las elecciones municipales y autonómicas del domingo continuó ayer, aunque de forma bastante más moderada que en la jornada del lunes.

Las empresas constructoras vuelven a encabezar las caídas. FCC desciende un 3,48%; Sacyr, un 2,59; Acciona, un 2,06% y ACS, un 1,78%, por el posible impacto en sus negocios del vuelco propiciado por las elecciones del domingo. También lo pasaron mal las compañías de energía. Endesa cae un 1,18%; Enagás, un 0,57%  e Iberdrola, un 0,54%.

Gemma Hurtado, co-gestora del fondo Mirabaud Equities Spain, considera que “hasta ahora la incertidumbre política enEspaña estaba en un segundo plano, pero ahora el mercado empezará a descontar un arco parlamentario más fragmentado en el que sea más difícil la toma de decisiones después de las elecciones generales de finales de año”.

Dudas sobre Grecia

Es la historia de nunca acabar y al mercado le cuesta aguardar con optimismo una resolución favorable a las negociaciones entre Grecia y sus acreedores. El país heleno debe devolver en junio 1.600 millones de euros al FMI y el viernes de la próxima semana deberá abonar 300 millones a la institución presidida por Christine Lagarde.

Aunque siguen las dudas, hoy la Comisión Europea ha señalado que el Gobierno griego se ha comprometido a cumplir con sus obligaciones con sus acreedores, algo que calmó algo a los inversores.Ambas partes parecen exhibir cierto optimismo, pero el tiempo corre en contra de Grecia. Mientras, el ministro griego de Finanzas, Yanis Varufakis, ha anunciado que está pesando en imponer una pequeña tasa a la extracción de efectivo en los cajeros para incentivar el uso de dinero de plástico y así reducir el fraude en el pago del IVA: El Ase heleno, principal indicador de la Bolsa ateniense, recupera un 1,05% tras su descenso superior al 3% del lunes, mientras que el interés del bono a una década sube al 11,88%.

Miguel Ángel Paz, director de la unidad de gestión de Unicorp explica que “lo que peor llevan los mercados es la incertidumbre y esta en torno a Grecia no puede durar tanto. No hay mercado alcista que lo soporte”. Por eso, señala que lo normal cuando persisten las dudas es que los inversores vendan Bolsa y se refugien en otros activos.

En el mercado de deuda, la periferia europea sigue castigada. El interés del bono español a diez años, que subió  muy levemente el ayer y hoy repite la jugada. Así, la rentabilidad de la deuda a una década avanza al 1,87%.La prima de riesgo aumenta hasta los 131puntos básicos porque el interés del bund desciende hasta el 0,55%.

Otra clave del día es el euro, que gue a la baja. La proximidad de la subida de tipos de interés enEstados Unidos, que Janet Yellen, presidenta de la Fed, situó antes de fin de año, sigue fortaleciendo al dólar, es decir, debilitando al euro. La moneda única cae hasta las 1,089 unidades del billete verde. Un día más, esta depreciación del euro no ha sido capaz de impulsar a las Bolsas europeas como ocurría hasta ahora.

Además, hoy se han publicado varios buenos datos en EE UU. La mayoría estuvieron en línea con lo esperado por el consenso del mercado o por encima, como el índice confianza de consumo, que repunta en mayo hasta los 95,4 puntos, o el índice PMI de actividad del sector servicios. qie quedó en los 56,1. El buen tono de estas cifras afecta a Wall Street porque podría anticipar la subida de los tipos de interés. Sus principales índices caen cerca de un 1%. 

Normas