Hito histórico en un país profundamente católico

Irlanda dice 'sí' en las urnas al matrimonio homosexual

Una mujer camina junto a una pintada de dos corazones con los colores del arcoíris en Dublín.
Una mujer camina junto a una pintada de dos corazones con los colores del arcoíris en Dublín.

Los resultados del escrutinio se están haciendo esperar, pero todo apunta a que los irlandeses han votado hoy que 'sí' a la aprobación del matrimonio entre homosexuales, en el referendum al que estaban convocados para esta consulta.

Así lo ha confirmado hoy el Ministro de Igualdad de Irlanda, Aodhan O'Riordain, al predecir que este país se ha convertido en el primero que aprueba el matrimonio homosexual por la vía del referendum, ya que en el resto de países donde ya es legal, no se consultó a la población para su aprobación.

Se trata de un hito histórico en Irlanda, un país de gran tradición católica, que llega dos décadas después de que la homosexualidad dejara de ser delito. El mítico Castillo de Dublin se ha llenado de banderas del arcoíris y defensores del 'si' que se han reunido allí para esperar los resultados de la consulta y celebrar la aprobación de estos matrimonios.

En concreto, los poco más de tres millones de irlandeses llamados ha votar debían decidir sobre si "el matrimonio puede ser contraído de acuerdo con la ley por dos personas sin distinción de su sexo", después de que en 2010 la ley irlandesa aprobara las uniones de hecho entre parejas del mismo sexo.

 

Normas