Gran parte de la reconversión ya se ha realizado

Goirigolzarri: el ajuste en banca continuará varios años

Destaca que la reconversión ha sido más intensa que en la industria, con 14.000 oficinas menos y 70.000 despidos

El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en conferencia sobre "La adaptación del sistema financiero español al nuevo entorno. La experiencia de Bankia" en el marco del Encuentro Deusto Business Alumni.
El presidente de Bankia, José Ignacio Goirigolzarri, en conferencia sobre "La adaptación del sistema financiero español al nuevo entorno. La experiencia de Bankia" en el marco del Encuentro Deusto Business Alumni. EFE

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia, ha manifestado hoy en Bilbao que ya se ha realizado el "grueso" del ajuste en el sector financiero en España, pero que esta reordenación "continuará" en los próximos años. Ha sido "una reconversión extraordinaria", por su "rapidez y radicalidad", superior incluso a la que ha sufrido la industria, en su opinión. Gracias a esa transformación, los bancos nacionales integran en la actualidad un sistema "potente, bien capitalizado y provisionado", ha declarado en la Universidad de Deusto, ante casi 300 directivos convocados por Deusto Business Alumni y PwC.

 Ante esa audiencia, Goirigolzarri recordó las cifras del ajuste, que dejó al sector con dieciséis entidades, frente a las 57 anteriores, tras el cierre de 14.000 oficinas, "una de cada tres" y 70.000 despidos. En la etapa actual, los bancos tienen los retos de recuperar los niveles reputación y rentabilidad anteriores a la crisis, a su juicio. "Hay que recuperar la confianza" de los clientes, tras una etapa en la "han pagado justos por pecadores", especificó en el foro de la Universidad de Deusto.

En el caso de Bankia, el directivo vasco, que ha cumplido tres años al frente de la entidad, cambió el consejo de administración, ahora integrado por once miembros, tres ejecutivos y ocho independientes. Eliminó los consejeros externos para las filiales (ahorro de siete millones al año en dietas) y detectó medio centenar de "operaciones no ortodoxas, algunas muy delicadas", señaló sin citar las polémicas "tarjetas black".

En relación con el ajuste de Bankia, Gorigolzarri evocó que se eliminaron mil oficinas para dejar dos mil, y se fijó una de 14.500 trabajadores (6.000 despidos). Además, se realizaron desinversiones por 40.000 millones en activos no estratégicos.

Hoy, Bankia tiene una generación orgánica de capital de 4.000 millones y "una cuota estable", con un ratio de rentabilidad del 10% sobre fondos propios, según su presidente. El banco ha diversificado su cartera crediticia, muy centrada en el segmento hipotecario, para abrirla a comercios, autónomos y pymes.

El volumen de financiación a pequeñas empresas fue de 12.000 millones en 2014, una cifra que se superará este ejercicio, adelantó. El flujo de crédito de Bankia ha crecido un 41% en los cuatro primeros meses del año en curso. Así como "el orgullo de pertencia" a la entidad de su plantilla, indicó José Ignacio Goirigolzarri. Avaló esta opinión con un dato. La venta media mensual de productos por empleado pasó de 18 en 2012 a 31 en 2014. Y en el primer trimestre ese índice ya es del 32,5.

A futuro, Goirigolzarri expresó su preocupación porque los "bancos en la sombra" siguen sin regulación. Pese a ser una causa de la crisis, por sus bajos requerimientos de liquidez y capital, se mantienen fuera de control, mientras que las autoridades aumentan los requerimientos al resto de entidades. Una situación que definió como "más regulación a lo ya regulado".

Sobre la cotización de Bankia, Goirigolzarri señaló que ha vuelto a comprar, a título personal, acciones del banco.

Normas