Con la agrupación de títulos se limitará la volatilidad en Bolsa

PRISA ejecuta el ‘contrasplit’ de sus acciones

Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo de PRISA.
Juan Luis Cebrián, presidente ejecutivo de PRISA.

El Grupo PRISA ha comunicado que desde este viernes, 22 de mayo, surtirá efectos la agrupación y canje de acciones de la compañía, acordados en la junta general ordinaria de accionistas celebrada el pasado 20 de abril de 2015.

Con el acuerdo, tendrán derecho a una acción nueva por cada treinta acciones antiguas quienes figuren legitimados como accionistas de PRISA al cierre de los mercados de la sesión del jueves. Los accionistas que tenían un número de acciones que no hubiera sido múltiplo de 30 han podido optar entre comprar o vender las acciones necesarias para completar un número que lo sea o agruparse con otros inversores hasta alcanzar un número múltiplo del establecido en el canje.

En un hecho relevante remitido a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), la empresa, editora de CincoDías, señaló que “en virtud de dicho acuerdo y de la reducción de capital acordada en la misma junta, el capital social de PRISA queda establecido en la suma de 215.807.874 euros representado por 71.935.958 acciones de tres euros de valor nominal cada una”.

La compañía indicó también que está previsto que las nuevas acciones sean admitidas a negociación en las Bolsas de Madrid, Barcelona, Bilbao y Valencia, a través del Sistema de Interconexión Bursátil en el día de hoy.

En su informe sobre el contrasplit remitido a los accionistas en la junta, PRISA explicó que la agrupación permitirá reducir el número de acciones de la sociedad, facilitar que el precio en Bolsa de la acción se fije de manera adecuada, limitar la volatilidad de la acción en el mercado, sin que el valor pierda liquidez, y situar la acción en un valor que esté en línea con sus sociedades comparables.

“El valor actual puede provocar movimientos bruscos en la cotización, ya que una mínima variación en términos unitarios supone un alto porcentaje de variación, situación que se podría evitar mediante la citada agrupación”, afirmó la compañía en el citado informe.

De igual forma, PRISA defendió que con la citada operación se trata de adaptar el valor de cotización de la acción de forma que éste no se encuentre condicionado por la volatilidad. El contrasplit persigue que se facilite una mejor formación del precio de cotización, de acuerdo con las circunstancias del mercado y de la propia sociedad.

Normas