Seis millones de usuarios podrán acceder a esta tecnología a final de año

Orange lanza una ofensiva para convertir en masivo el NFC

La teleco quiere generalizar el uso del NFC en el pago móvil y en el transporte público

Tienda de Orange.
Tienda de Orange.

Ofensiva de Orange España en la tecnología Near Field Communications (NFC), destinada a hacer transacciones sin contacto (contactless) a través del acercamiento de un móvil a un receptor electrónico. La empresa quiere popularizar estos servicios. Con ese objetivo, la compañía ha diseñado una estrategia para el despliegue masivo de esta tecnología entre sus clientes, que irá acompañado por estrategia de comercialización en todos sus puntos de vista.

La operadora es ambiciosa en sus planes. En la actualidad, Orange España cuenta con dos millones de clientes con SIM NFC en su terminal móvil, cifra que supone en torno a un 15,6% del total de la base de usuarios móviles de la teleco, que ronda los 12,8 millones. La compañía espera que a final de año, un 50% de clientes cuente con tarjeta SIM NFC en sus terminales, lo que implica que el número total de usuarios supere los seis millones, según señala Alicia Calvo, directora de Innovación de Orange.

En este caso, la operadora pretende aumentar la masa crítica de usuarios para ampliar el uso de los servicios asociados al NFC. De esta forma, y para extender la utilización, la compañía comercializará todos sus terminales con esta tecnología. Al mismo tiempo, facilitará el cambio de tarjeta SIM a los usuarios que acudan a sus tiendas.

Además, la operadora quiere ampliar la comercialización de terminales móviles adaptados a la tecnología NFC. Y es que los dispositivos son clave para la popularización de estos servicios. En este momento, Orange comercializa en España un total 45 smartphones compatibles con el NFC de cinco fabricantes distintos, Huawei, LG, Sony, Samsung y HTC.

La intención de la compañía que dirige Jean Marc Vignolles, es incorporar nuevos fabricantes así como incrementar los modelos disponibles, tanto en la gama alta como en las gamas media y baja. “Queremos democratizar el uso del NFC entre todos los usuarios”, señala Alicia Calvo, quien insiste en que la experiencia de usuarios con esta tecnología es muy sencilla. “Es muy fácil de utilizar. Quien la usa una vez, no suele cambiar”, indica.

Para lograrlo, la operadora ha impulsado una serie de iniciativas en distintos ámbitos. Entre ellas destaca el uso del móvil NFC como bono o ticket en el transporte público. Así, por ejemplo, Orange ya cuenta con más de 2.000 clientes en la ciudad de Valencia que acceden con su smartphone al autobús, al metro y el tranvía. Estos clientes han instalado el bono de transporte en su dispositivo y recargan habitualmente los títulos desde el terminal.

En este sentido, los responsables de transporte de la Generalitat valenciana aseguran que los clientes que utilizan esta tecnología recargan y realizan más viajes que quienes utilizan los billetes y bonos clásicos.

En términos comerciales, Orange está impulsando el uso de este servicio en el transporte público a través de sus tiendas, incluso regalando dos viajes gratis con el móvil al contratarlo. “Los usuarios que quieran este servicio lo pueden probar en la propia tienda, y salen de ella con el dispositivo preparado para ser utilizado”, dice Calvo.

Los planes de la operadora no quedarán en Valencia. Orange España prevé el lanzamiento del NFC en el transporte en Málaga y en otra ciudad de la Comunidad Valenciana para este mismo año. La tecnología contactless ha gustado también en otras ciudades, señalan desde Orange, desde donde indican que se está en negociaciones con una veintena de empresas municipales de transportes de estas localidades para extender el uso.

Además, Orange quiere generalizar el uso del NFC en el pago móvil, donde tiene en marcha servicios con distintos socios; en el acceso identificativo en los edificios corporativos; así como en el ticketing. “Los clientes tendrán la opción de utilizar su móvil como una entrada para acceder a cines, teatros, parques de atracciones y otros lugares de ocio”, explica la responsable de Orange, quien añade que distintas empresas en este ámbito ya están trabajando en implantar el NFC.

Apuesta total por el pago con el móvil

Una de las estrategias clave que está impulsando Orange España para el avance del NFC es el desarrollo del pago móvil. Un negocio clave para todas las compañías del sector de las telecomunicaciones, que llevan ya años trabajando en el diseño de sus ofertas. En este sentido, la operadora que dirige Jean Marc Vignolles tiene en marcha actualmente dos iniciativas de relevancia junto con socios financieros fuertes.

Así, Orange España estableció en 2014 un acuerdo con la Caixa por la que los clientes pueden solicitar la tarjeta Visa para el móvil y, a través de la aplicación Orange NFC, realizar pagos en los más de 500.000 puntos de venta con terminales contactless desplegados en España, así como en comercios de otros países.

En la misma línea, Orange anunció a principios de mayo el lanzamiento de una aplicación, bautizada como Orange Cash, para que el cliente pueda hacer pagos con su smartphone. Con el proyecto, impulsado en colaboración con Visa Europe, los usuarios pueden hacer pagos en tiendas y comercios equipados con los citados terminales contactless.

La teleco explicó que la SIM actúa como el chip de cualquier tarjeta bancaria. Para aumentar la seguridad, la aplicación genera una tarjeta virtual con una caducidad de 24 horas para hacer estos desembolsos por internet. Así, el cliente evita introducir los datos de su tarjeta de crédito o débito.

Orante indicó que su tarjeta SIM NFC almacena de forma criptográfica las claves de seguridad de las tarjetas de pago y transporte, garantizando así a clientes particulares y empresas, que los datos están protegidos frente a ataques de hackers. La teleco señaló también que los sistemas están garantizados por compañías como Visa y Mastercard.

Normas