Los dispositivos móviles ya se complementan con los sonotone

Controle su audífono desde el ‘smartphone’ o el Apple Watch

Los productos Beltone se pueden configurar y ajustar desde dispositivos Apple

Desde abril también está disponible para el sistema operativo Android

Controle su audífono desde el ‘smartphone’ o el Apple Watch

Los usuarios de audífonos saben bien que sus pequeños ingenios necesitan complementos. Hay un aparato que se conecta a la tele y redirige el sonido hasta el sonotone, de manera que se pueda oír la película sin interferencias acústicas y los vecinos no tengan que lidiar con volúmenes estruendosos. Otro pequeño dispositivo, similar a un busca, procesa la señal del móvil y la envía luego al audífono para permitir al usuario hablar por el teléfono (si se acercarse el auricular a la oreja ambos aparatos harían interferencias). También hay otro diminuto ingenio para realizar pequeños ajustes en los graves y volumen.

Todas estas funciones ya las puede realizar el móvil. “Nos dimos cuenta de que, especialmente en España, todo el mundo lleva un smartphone encima. Un solo dispositivo podía eliminar todos los accesorios”, explica Manuel Yuste, jefe de producto de Beltone. Así lo hicieron: en cuanto Apple puso en marcha la tecnología Bluetooth 4.0, la compañía de audífonos propiedad del grupo danés GN empezó a colaborar con la firma de la manzana para hacer que los iPhone y los iPad incorporasen de serie funcionalidades para personas con problemas de audición. Finalmente, el sistema operativo iOS7 incluyó una plataforma para aceptar audífonos como elemento conectable.

El resultado se presentó el año pasado en el Mobile World Congress de Barcelona. Fue un éxito. La novedad es que, desde el mes de abril, esta funcionalidad también está disponible en los últimos modelos Samsung con sistema Android, el preferido de los españoles.

Desde el teléfono se puede ver el estado de la pila del sonotone, subir y bajar el volumen y cambiar de programa de configuración de graves (restaurante, aire libre, general, etcétera). Asimismo, permite escuchar los distintos formatos que se consumen por el teléfono inteligente (además de las llamadas, el audio y los vídeos). “Tiene también prestaciones que pueden interesar a quienes no usan audífono: se puede conectar al Google Translator y escuchar la traducción simultánea según nos hablan o emplearse para seguir las indicaciones del Google Maps sin sacar el móvil”, ilustra Yuste.

Controle su audífono desde el ‘smartphone’ o el Apple Watch

Más atractivo para los jóvenes

Beltone, que también ha desarrollado apps para controlar sus audífonos de forma muy intuitiva, se consolida como marca puntera. Pero, sobre todo, ha logrado que su producto resulte más atractivo para los jóvenes, muy reticentes a usar sonotones.

“En un año hemos conseguido bajar la media de edad de los clientes de los 73 a los 71 años”, apunta José Luis Otero, director general de la compañía. Y todo gracias al atractivo de la conectividad. El precio medio de los audífonos es de unos 1.200 euros, que sube a medida que se le añaden extras (reductores de ruido, sistemas direccionales, capacidad de memorizar programas...).

El uso del smartphone, asegura Otero, es el primer paso de una carrera de fondo. “El futuro está en meter en el audífono dispositivos de audio o hasta el teléfono. Esto lo veremos en la calle más pronto que tarde”.

Normas