Pugna entre administradores y CNMV

Los gestores de Banco Madrid liberan los fondos pero retienen hasta 350 millones de liquidez

Los administradores de Banco Madrid liberan el grueso de los 1.600 millones en fondos de inversión

Retendrán entre el 15% y el 22% de ese montante que había en efectivo

Sede de Banco Madrid en el Paseo de la Castellana.
Sede de Banco Madrid en el Paseo de la Castellana.

Este viernes quedarán traspasados a Cecabank. Los gestores, sin embargo, han impuesto su tesis y retendrán entre el 15% y el 22% de ese montante que había en efectivo para su reparto en el concurso. Una posición contraria a la que defiende la CNMV y que solo el juez podría invalidar.

La administración concursal de Banco Madrid ha dado finalmente el primer paso para desbloquear el grueso de los fondos de inversión y Sicav que quedaron atrapados en la gestora de Banco de Madrid. Cecabank concluirá mañana el traspaso de los activos, como publicó el martes Cinco Días.

La solución, eso sí, dejará fuera entre el 15%y el 22% de los 1.600 millones de euros de estos instrumentos de inversión que permanecía en liquidez en cuentas de Banco Madrid. El importe se ha acrecentado en estos dos meses respecto a los 150 millones estimados en un primer momento en el auto del magistrado del Juzgado de lo Mercantil.

Esto supone una victoria de las tesis de los administradores concursales, que imponen su criterio: el dinero en efectivo, aunque provenga de fondos de inversión que están fuera de balance de la entidad, no goza de una protección especial y debe formar parte del proceso concursal. La CNMV ha estado peleando por evitar esta situación, pero finalmente solo el juez podría anularla.

La ley de fondos aclara que el patrimonio de los fondos de inversión no responderá por las deudas de sus depositarios y especifica que en caso de concurso de un depositario la CNMV puede solicitar el traslado a otra entidad “de los valores depositados y las garantías constituidas, en valores o en efectivo”.

Fuentes cercanas a la administración concursal, compuesta por Pedro Martín Molina, de Legal y Económico Administradores Concursales; Francisco Vera, de Data Concursal y la Agencia Estatal de la Administración Tributaria, explican que la ley concursal no admite otra posibilidad y que operar de otra forma supondría primar a los inversores de las 75 Sicav y a los cerca de 15.000 partícipes de los 21 fondos bloqueados frente a los depositantes u otros acreedores –más de 18.000– afectados por la liquidación de Banco Madrid.

Pese a que tanto administradores como CNMV mantienen las espadas en alto, la solución hallada consiste en separar de momento ese efectivo en compartimentos o side pockets, ahora vacíos, que se irán llenando de dinero si el juez da la razón a la CNMV o a medida que se produzca la liquidación de la entidad y se reparta el dinero entre los acreedores. Salvo esa parte, los partícipes podrán disponer de sus fondos, previsiblemente, a lo largo de las dos próximas semanas, una vez que Renta 4 haya tomado las riendas de la gestión. Curiosamente, en los más de dos meses que las carteras han permanecido sin gestión activa, el patrimonio ha crecido un 4% gracias a la evolución del mercado.

Aunque CNMV ha amenazo con sanciones alos administradores, fuentes jurídicas explican que estos no pueden ser multados, pero sí Banco Madrid, lo que afectaría al importe del concurso.

El informe concursal se atrasa al 26 de julio

Los administradores concursales tienen dos meses para realizar el informe provisional que detalla los activos de la sociedad en liquidación y la deuda comunicada por sus distintos acreedores.

En casos de especial complicación, la ley contempla la posibilidad de solicitar una prórroga de hasta cuatro meses más. En Banco Madrid, donde el juez declaró el concurso de acreedores el pasado 26 de marzo, los administradores tenían de plazo hasta el próximo martes, 26 de mayo, para concluir ese informe preliminar. Fuentes cercanas al proceso revelan, sin embargo, que los responsables de la liquidación de la firma solicitaron ayer una prórroga de dos meses que les permita continuar elaborando el análisis del balance del banco hasta el próximo 26 de julio. Este nuevo horizonte supone dar aire también a los acreedores de la entidad que ven ampliado el plazo que tenían para comunicar a los administradores la deuda que aspiran a recuperar.

Aunque estos tenían hasta principios de mayo para hacerlo, los administradores ampliaron este plazo para admitir todas las solicitudes presentadas “hasta 10 días antes” de la culminación del informe concursal, por lo que la fecha límite pasa a ser el 16 de julio. Aunque las partes podrán presentar sus reclamaciones, será con este informe concursal en la mano con el que el juez decidirá si se han contabilizado debidamente los activos del banco, resolviendo disputas como la abierta por la liquidez de los fondos de inversión.

Normas