El Ebitda cae un 29,5% con una nueva bajada de los márgenes

Vodafone España registra una caída de ingresos del 9,4% en el último año

La incorporación de Ono mejora los resultados consolidados

Logotipo de Vodafone en un edificio en Londres
Logotipo de Vodafone en un edificio en Londres

Nuevo ejercicio de fuertes cambios para Vodafone España, en un periodo marcado por la incorporación de Ono. La compañía registró una caída de los ingresos del 9,4% en términos orgánicos (sin incluir Ono), en su último año fiscal, concluido el 31 de marzo, hasta 4.679 millones de euros. En este periodo, los precios del móvil volvieron a sufrir una fuerte presión por la dura competencia. Los ingresos por servicios descendieron un 10,5% hasta 3.828 millones de euros.

En el cuarto trimestre, no obstante, los ingresos totales bajaron un 1,6% con un descenso de los ingresos por servicios del 7,8%.

La compañía ha indicado que los ingresos por los servicios móviles bajaron un 12,7%, aunque hubo algunas mejoras a lo largo del segundo semestre, con una estabilización de los clientes de contrato. "El gasto por cliente (arpu) continuó bajo una fuerte presión por las ofertas convergentes", ha indicado el grupo Vodafone en su presentación a los inversores.

Los ingresos de la telefonía fija subieron un 8,7% sin incluir Ono, apoyados por la fuerte captación de usuarios de banda ancha.

Ono aportó unos 370 millones de euros en Ebitda a las cuentas de Vodafone en su último ejercicio fiscal

En términos de rentabilidad, el Ebitda de Vodafone España, sin Ono, descendió un 29,5%, con una bajada del margen de Ebitda de cinco puntos porcentuales hasta el 21,4% . "El margen se vio impactado por la caída de los ingresos de los servicios móviles, los menores márgenes por el crecimiento en las líneas fijas, parcialmente compensados por los menores costes directos y los gastos operativos derivados del cambio en el modelo comercial", ha explicado la empresa.

La incorporación de Ono, cuya compra se cerró en julio de 2014, sí ha logrado mejorar las cuentas consolidadas de Vodafone España. La operadora de cable aportó 698 millones de libras (unos 967 millones de euros) en ingresos por servicios y 267 millones de libras (unos 370 millones de euros) en Ebitda en las cuentas del último ejercicio fiscal.

Con estos números, en términos reportados, los ingresos consolidados de Vodafone España subieron un 12%. El Ebitda consolidado apenas registró cambios al pasar de 787 a 783 millones de libras.

El beneficio operativo ajustado se desplomó al pasar de 181 a 3 millones de libras en el último año. De igual forma, el flujo de caja libre operativo se hundió desde 255 millones en 2014 a unos números rojos de 29 millones en este ejercicio.

Vodafone España, no obstante, aumentó la inversión un 49% hasta 1.100 millones de euros, una de las mayores cifras de los últimos años gracias a la incorporación de Ono y el Plan Spring lanzado por el conjunto del grupo en todo el mundo para extender las redes de nueva generación de fibra óptica y móvil 4G. La cobertura de fibra de Vodafone España alcanza los 8,5 millones de unidades inmobiliarias gracias a Ono y al acuerdo de compartición de redes con Orange. La empresa ganó 90.000 usuarios de fibra en el último trimestre del año, y cuenta ya con una base de clientes de banda ancha fija de 2,81 millones.

A su vez, la compañía cubre ya el 75% de la población española con su red 4G, una tecnología con la que alcanzó los 2,9 millones de usuarios a final de marzo. Ganó 749.000 nuevos usuarios en el último trimestre.

Normas
Entra en El País para participar